Por Nacho Palou — 16 de Septiembre de 2016

Shaper Origin se define así misma como «la primera máquina de corte controlada por ordenador (CNC) que se maneja con las manos», cosa que de entrada suena a contradicción: ¿una fresadora robotizada que se utiliza con la mano? Sí.

La máquina fresadora de Shaper dispone de un ordenador con una pantalla táctil que guía al usuario a lo largo de todo el proceso de fresado o de corte. Para ellos la máquina debe saber qué forma tendrá el corte y cuál es la posición de la máquina respecto a la superficie sobre la que se va a trabajar — madera, plástico, metal blando, compuestos,...

La forma y otros aspectos del corte —como la profundidad— se cargan previamente en la máquina a través de la pantalla táctil o también desde una app para móvil y tablet o desde el ordenador. También se pueden descargar diseños y plantillas directamente en la máquina, desde la web del fabricante.

La posición de la máquina respecto a al superficie, cuando es necesario, se determina colocando unas tiras de cinta adhesiva con marcas binarias que la máquina es capaz de leer.

Shaper Origin es una herramienta de corte manual con «autocorrector»

Durante su manejo el usuario va movimiento la máquina siguiendo las indicaciones de la pantalla; la broca no obstante se mueve en tres ejes (X, Y, Z), de modo que a cada instante el ordenador corrige y mantiene automáticamente su posición exacta, para que el corte se realice correctamente.

Esta combinación entre la máquina controlada por ordenador y la persona que hace el trabajo fácil (arrastrar la máquina sobre la superficie) aumenta la versatilidad de la máquina y, sobre todo, posibilita que sea compacta y por tanto más barata que una mesa de corte. Aún así la Shaper Origin cuesta unos 1300 euros y estará disponible el año que viene.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear