Por @Wicho — 29 de Abril de 2008

Cuando el pasado mes de septiembre Sony nos invitó a Dixel, a Eduardo Arcos y a mi a participar en una reunión de bloggers con ejecutivos de la empresa para hablar del Blu ray los tres volvimos con la poderosísima sensación de que nadie en la empresa sabía realmente para qué nos habían llevado allí ni que hacer con nosotros.

Cada uno de los tres recogimos nuestras impresiones en las anotaciones Sony, la IFA y los bloggers, Impresiones de la visita a la IFA 2007 por invitación de Sony y Sony y los bloggers en IFA 2007… y lo cierto es que aún estamos esperando que alguien de Sony demuestre haberlas leído y que nos comente algo al respecto.

A partir de esa experiencia empecé a seguir el tema de la relación de empresas, agencias de publicidad y relaciones públicas y blogs con algo más de interés, en especial el debate que se organizó forma esporádica e informal en Twitter, donde a menudo Octavio Rojas acababa expuesto a la «ira blogosférica» al comentar este tipo de temas e intentar ver cual podría ser la forma correcta de actuar de las empresas.

Otro de los habituales en estos debates vía Twitter era Antonio Delgado, quien en las últimas semanas le daba forma y lo resumía en un par de anotaciones para Soitu, Querida agencia de comunicación: soy 'blogger', no periodista y Querido blogger: ¿Tanto te molestan mis notas de prensa? en las que se intentaban recoger los puntos de vista a ambos lados del debate.

Para no perder comba, estas anotaciones llevaron a su vez a Ismael El-Qudsi, de nuevo a Eduardo, y a Raúl «Consultor Anónimo» Hernández a publicar una nueva ronda de anotaciones en las que incluyeron unas sugerencias para empresas y agencias a la hora de tratar con bloggers, No me envíes más notas de prensa, La relación entre las agencias de comunicación y los bloggers y Guía para agencias de comunicación en su trato con bloggers.

No creo que que la cosa sea tan complicada como para que las empresas no vayan a tener nunca nada interesante que contarle a un blogger no profesional como dice Raúl, ni que hagan falta grandes listas de normas y consejos; creo que resumiría las ideas que exponen los tres en estos tres puntos:

  1. Entérate de quién soy y de lo que me interesa.
  2. Si crees que realmente me va a interesar lo que tienes que contarme, pídeme antes permiso y esfuérzate mínimamente en vendérmelo bien; no me envíes notas de prensa genéricas «a mogollón».
  3. Superados los puntos 1 y 2, en el futuro no abuses de la confianza que podamos haber obtenido en el proceso y no lo tomes como algo ya hecho.

Y, por favor, cuando se trate de organizar algo en el MundoReal™, sería muy de agradecer que empresas y agencias tuvierais en cuenta que los bloggers tenemos VidaPrivada™ más allá de nuestros teclados, con lo que agradeceríamos que las convocatorias se hicieran con más de 24 horas de antelación… por no hablar de que España (o el país que sea) no se acaba en Madrid y Barcelona (o las dos ciudades más importantes del país en cuestión), así que a lo mejor hasta vivimos a cientos -o miles- de kilómetros de donde se va a celebrar ese acto.

En este sentido diría que las empresas que mejor han funcionado en su relación con nosotros y nuestro blog han sido las editoriales, quizás acostumbradas desde hace tiempo a relacionarse con personas de todo tipo a las que envían ejemplares de sus libros y no sólo a emitir notas de prensa genéricas.

Salvo que se me pase algún caso las editoriales siempre nos han pedido permiso para enviarnos los libros que estimaron que podían interesarnos sin exigirnos nada a cambio, y de hecho a alguna de ellas ya le hemos dicho que en el futuro si les apetece nos pueden enviar los libros sin pedir permiso antes porque así se lo han ganado.

Como contrapartida, lo peor que puedes hacer es venir exigiendo algo a cambio, es la fórmula más sencilla y directa para que no te hagamos caso, como le pasó a cierta aerolínea que a cambio de dejarnos probar una nueva opciónn de su sistema de facturación nos ofrecía viajar con ellos a cambio de una anotación.

De todo modos, hay un tema muy importante que subyace a toda esta discusión, que es el de la supuesta influencia de los blogs, algo que creo que a todas luces se está exagerando, tema que supongo que saldrá a discusión en las V Jornadas sobre bitácoras y medios de comunicación dentro de un par de semanas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear