Por @Wicho — 6 de Julio de 2018

Igual que los coches los aviones necesitan que de vez en cuando se les cambien las ruedas. E igual que las de un coche se cambian con un gato y una llave de tuercas, sólo que de tamaño «un poco mayor». Porque cada una de las ruedas del tren principal de un Boeing 747 pesa 228 kilos y mide 1,4 metros de ancho.

La operación dura unos 30 minutos, de los que más o menos la mitad se utilizan para llenar la rueda con nitrógeno a 200 libras por pulgada cuadrada. Se usa nitrógeno porque el vapor de agua del aire se congelaría por el frío.

Otra cosa es cuando hay que cambiar el tren de aterrizaje entero, una operación que con un Airbus A380 lleva dos semanas.

(Vía Virgin Atlantic).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear