Por @Wicho — 17 de Enero de 2013

Concordes en el museo de Le Bourget
Los Concorde F-BTSD y F-WTSS en el museo de Le Bourget

Fruto de decisiones políticas más que de una demanda comercial, el Concorde y el Tupolev Tu-144 son hasta ahora, y probablemente aún por muchos años, los únicos aviones supersónicos de pasajeros en haber entrado en servicio jamás.

El Tu-144 apenas realizó cien vuelos antes de ser retirado del servicio; los Concorde estuvieron bastante más tiempo en servicio, y aunque algunas cifras indican que durante algún tiempo British Airways fue capaz de sacarles dinero, en realidad nunca se recuperó el coste del desarollo, subvencionado por los gobiernos de Francia y el Reino Unido.

Eso sí, el Concorde tiene aún récords como el del vuelo trasatlántico más rápido de un avión de pasajeros, establecido por el G-BOAD el 7 de febrero de 1996 en 2 horas, 52 minutos y 59 segundos en un vuelo entre Londres y Nueva York, o los de las vueltas al mundo más rápidas viajando tanto hacia el oeste como hacia el este.

Fieras de la Ingeniería hace un repaso de su historia en La turbulenta historia en el desarrollo de aviones supersónicos de pasajeros; hay además una galería de fotos del Concorde en La Historia del Concorde en imágenes.

Hoy en día los supervivientes están repartidos por varios museos del mundo, aunque el único en el que se pueden ver juntos un Concorde y un Tu-144 es en el Museo de la Automoción y la Tecnología de Sinsheim:

Concorde y Tu-144 por Luis Barreiro
Concorde y Tu-144 por Luis Barreiro

(Gracias por el enlace, Maqui).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD