Por Avión Revue — 11 de Enero de 2009

pregunta de José Daniel Pérez

El caso del Mercure se puede decir que fue el de estar en el sitio equivocado en el momento equivocado. Fue desarrollado como competencia del Boeing 737, ofreciendo una mayor capacidad: 140 plazas frente a 115 del modelo estadounidense. El primer vuelo fue el 28 de mayo de 1971, casi tres años y medio después de que el B-737 entrase en servicio, y momento en el que Boeing ya había vendido 300 unidades de este avión. No debemos olvidar que además en ese segmento estaban, por citar sólo reactores, el DC-9, el Caravelle, el B-727 y el BAC 1-11.

El precio del petróleo y unas características no muy buenas acabaron con el Mercure

Poco después de ese primer vuelo, comenzó una crisis del petróleo. La crisis trajo la recesión económica y la disminución de pedidos de aviones. Tanto que Boeing llegó a plantearse, en 1973, cerrar la cadena de producción del B-737, especialmente tras un desastroso 1972 en que sólo se vendieron 14 ejemplares. Pero el mayor problema del Mercure fue su autonomía. A plena carga, su alcance era de escasamente 750 km. Un B-737-200, a peso máximo, tiene una autonomía de más de 3.700 km.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD