Por @Wicho — 4 de Diciembre de 2018

Despegue de la misión SSO-A

Junto a las otras 62 cargas útiles más convencionales la misión SSO-A de Spaceflight puso en órbita dos obras de arte, Enoch y Orbital Reflector.

Enoch, diseñada por Tavares Strachan en colaboración con el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, es un homenaje a Robert Henry Lawrence Jr., el primer astronauta afroamericano.

Impresión artística de Enoch en órbita

Seleccionado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en junio 1967 como astronauta de la Fuerza Aérea en el programa Manned Orbital Laboratory, Lawrence nunca llegó a volar al espacio porque murió en un accidente de aviación en diciembre de ese mismo año.

Enoch toma la forma de un vaso canopo de oro encajado en el volumen de un CubeSat de 3 unidades (30×10× centímetros) que estará en órbita durante unos siete años hasta que su órbita decaiga lo suficiente como para desintegrarse en la atmósfera en una reentrada no controlada.

Orbital Reflector, por su parte es un gran globo de un plástico similar al mylar en forma de diamante alargado de unos 30 metros de largo concebido por Trevor Paglen en colaboración con el Museo de Arte de Nevada.

Orbital Reflector en órbita

Tendrá un brillo equivalente al de las estrellas del carro y su único objetivo es reflejar luz de forma que se pueda ver desde la Tierra durante los dos o tres meses de vida que tendrá una vez desplegado antes de desintegrarse en la atmósfera cuando su órbita decaiga.

Según el autor

El arte nos da una razón -- nos da permiso -- para mirar profundamente las cosas. Una obra de arte que trasciende los límites de lo que tradicionalmente pensamos como «arte» desafía la forma en que nos comprometemos con el mundo. Orbital Reflector nos anima a todos a mirar al cielo nocturno con un renovado sentido de asombro, a considerar nuestro lugar en el universo y a re-imaginar cómo vivimos todos juntos en este planeta. Nos impulsa a hacer las grandes preguntas. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos a ir? ¿Qué estamos haciendo con el mundo compartido en el que vivimos?

Ha sido lanzado plegado un un CubeSat de 3 unidades y habrá que esperar hasta 72 horas para ver si se ha desplegado correctamente. Si es así la web del proyecto ofrecerá un seguidor para consultar por dónde va a pasar el satélite y poder verlo desde Tierra.

Lo de Enoch es más complicado porque por todo lo que sé es un satélite absolutamente pasivo, así que probablemente habrá que esperar a que sean identificados el resto de sus compañeros de viaje para identificarlo por descarte. No porque se vaya a poder ver desde Tierra, que no, sino para asegurarnos de que no choca contra nada en esos siete años que va a estar en órbita. De todas formas incluye tres reflectores de radar para que sea más fácil seguirlo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear