Por @Alvy — 28 de Enero de 2019

En The Atlantic han contado en un vídeo la historia de Peter Kokis, que construye «transformers mecánicos» con material reciclado. Más que robots podría decirse que son trajes robóticos, bastante grandes, de pesadas y amenazadoras formas, exoesqueletos que recuerdan a «robots asesinos», kaijus o aliens –todo depende de la forma– así que el nombre «transformers» les viene bien, porque también se les parecen y además se transforman un poco.

Las piezas las consigue de todas partes: coches viejos, aparatos de cocina y otros electrodomésticos. 100% reciclado. Como además se mueven gracias a la fuerza humana interior dice que también son 100% ecológicos. Según cuenta todo comenzó hace años como un chiste con su novia, y que al final le ha llevado a tener un trabajo artístico y muy gratificante. Es duro construir exoesqueletos de robot todo el día, pero alguien tiene que hacerlo.

Cuando sus diseños salen a la calle y los desfiles la gente no hace nada más que asombrarse, aunque no sea muy consciente de que quizá lo que ve no es tecnología alienígena ni del futuro sino más bien una aspiradora vieja, restos de ordenadores y un exprimidor de zumo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear