Por Nacho Palou — 26 de Junio de 2018

El meteoro que iluminó el cielo de Rusia hace unos días, el 21 de junio, explotó en la atmósfera con una fuerza de 2,8 kilotones según el Fireball and Bolide Data de la NASA.

Esa explosión se corresponde a un asteroide de unos cuatro metros de diámetro, según ScienceAlert, "que, una vez más, nadie vio venir hasta que explotó."

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear