Por @Alvy — 2 de Abril de 2019

En este vídeo de Wired de la serie Almost Impossible («Casi imposible») examinan lo complicado que resulta en baloncesto mejorar los porcentajes de tiros libres más allá de cierto punto. En la NBA el promedio es del 70 por ciento y tan solo los mejores llegan al 90%. Plantearse llegar al 95% en la práctica es simplemente imposible.

En el vídeo salen Steve Nash, que tiene un porcentaje del 90,43% en su carrera (3.060 de 3.384 tiros libres convertidos), Elena Delle Donne de la WNBA que tiene un 93,4% y Bob Fisher, que no ha sido jugador profesional pero practicó mucho y llegó al 99% en condiciones que no eran de competición, incluyendo muchos récords Guinness curiosos, como el del vídeo de 33 aciertos en 30 segundos.

Las complicaciones de la ciencia de los lanzamientos de tiros libres, sobre cuya física se han escrito innumerables trabajos, incluyen que dependiendo de la persona el mejor ángulo de lanzamiento varía entre 42 y 53 grados («ángulo de menor esfuerzo») y hay que saber encontrarlo. Luego están la velocidad y la rotación hacia atrás. La clave es que el ángulo de lanzamiento varíe lo menos posible, y mientras que Nash es capaz de que no oscile arriba y abajo más de 4 grados para un mero aficionado como el redactor de Wired 20 grados o más es lo típico.

A todo esto hay que añadir las «presiones psicológicas» que también se explican en el vídeo y que son muy variadas. Pero obviando éstas, la forma de mejorar es clara: aprender primero la técnica correcta y practicar, practicar y practicar. Fisher dice que practicaba más de 100 tiros diarios, Nash 10 antes de comenzar cada partido, en los intermedios e incluso (sin balón) un par de veces antes de lanzar.

HomeCourt

En el vídeo mencionan HomeCourt que es una app que mediante reconocimiento de imágenes sirve para llevar las estadísticas de los lanzamientos durante el entrenamiento: detecta la posición de la persona sobre la pista, va anotando si los tiros han entrado o no y calcula los ángulos y velocidades. Las reseñas de la app son bastante… desiguales, eso sí, probablemente porque se trata de una primera versión con bastantes limitaciones, pero como idea para quienes vayan a entrenar desde luego es estupenda y este tipo de apps tienden a mejorar con el paso del tiempo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear