Por @Wicho — 20 de Junio de 2018

Impresión artística de uno de los núcleos del SKA

La junta directiva de la Organización del Square Kilometre Array acaba de aprobar la solicitud de adhesión de España, que se convierte así en el decimoprimer país en unirse al proyecto, en el que ya estaban Australia, Canadá, China, Italia, India, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Suecia, Países Bajos y Reino Unido.

El SKA es uno de los proyectos más ambiciosos en radioastronomía en marcha en el mundo, sino el que más. La idea es construir un radiotelescopio con literalmente miles de antenas individuales –en una segunda fase pasarán del millón– que sumadas harán el efecto de tener una sola antena de un kilómetro cuadrado.

Además el SKA estará repartido entre África del Sur y Australia, lo que permitirá mejorar su resolución utilizando la técnica de la interferometría, que básicamente consiste en observar las cosas desde dos o más puntos de vista, cuanto más distantes mejor, para verla mejor. Es, salvando todas las distancias, como cuando giras la cabeza para intentar ver mejor alguna cosa.

Los lugares escogidos son los que permiten una mejor vista de la Vía Láctea y aquellos en los que las interferencias de radio son menores.

Porque la idea es que el SKA sea 50 veces más sensible que cualquier otro instrumento del que jamás hayamos dispuesto para radioastronomía, con lo que cualquier señal de radio perdida le molesta. Debería permitirnos observar fuentes de radio de cuando el universo tenía menos de 1.000 millones de años.

La idea de crearlo data de 1991; en 1993 se estableció un grupo de trabajo para ponerlo en marcha, y la construcción de la primera fase está previsto que empiece en 2018, aunque hay varios proyectos como el Australian Square Kilometre Array Pathfinder, MeerKAT y el Murchison Widefield Array que están sirviendo ya de demostradores tecnológicos. Si todo va bien para 2020 debería empezar a hacer observaciones mientras se sigue trabajando en la segunda fase, que debería estar en funcionamiento en 2025.

Una magnífica noticia en estos tiempos en los que da la impresión de que en España sólo se habla de ciencia para hablar de recortes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear