Por @Wicho — 30 de Julio de 2018

La hipótesis de Sapir-Whorf (aunque no fue escrita ni por Sapir ni por Whorf, quienes de hecho nunca publicaron nada juntos) viene a decir que la estructura de un lenguaje modifica la forma en la que quienes lo hablan perciben el mundo o incluso la forma en la que piensan… aunque también habría que ver lo que entendemos por pensar.

Hay una versión fuerte de la hipótesis, que dice que en efecto el lenguaje determina la forma en la que quienes lo hablan piensan y otra débil que dice que la lengua tiene una cierta influencia en esto pero que no lo determina, o al menos no del todo.

La charla How language shapes the way we think de Lera Boroditsky habla de todo esto y la da por cierta. Pone ejemplos de culturas en las que no existe el concepto de izquierda o derecha pero que expresan esa idea –y el discurrir del tiempo– en función de los puntos cardinales, o de culturas que no son –aparentemente– capaces de desarrollar las matemáticas porque no tienen palabras para contar, o de las distintas formas en las que personas que hablan distintas lenguas piensan en cuanto a los colores. Es una charla breve, así que no puede profundizar mucho, pero es interesante verla como introducción a este tema.

Hay una charla más larga acerca de esto mismo a cargo de Itziar Laka en Naukas Coruña 2016 titulada precisamente ¿Cómo moldea nuestro pensamiento el lenguaje?, aunque de nuevo se queda corta para la profundidad del tema, que a mí desde luego me parece apasionante.

Babel-17, una de mis novelas de ciencia ficción preferidas de todos los tiempos, va precisamente de esto. Está descatalogada en español, así que enlazo con la versión en inglés, aunque siempre con la duda de si leerla en inglés es lo mismo que leerla en español.

(La TED Talk vía Profesor Abel Méndez).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear