Por @Alvy — 9 de Diciembre de 2019

La física Sabine Hossenfelder, investigadora en el Frankfurt Institute for Advanced Studies ha publicado en su blog Back Reaction un interesante artículo acerca de cuán científico es el principio antrópico. Va acompañado de un tranquilo vídeo en su canal de YouTube, donde lo explica de viva voz y con total maestría.

El principio antrópico cosmológico puede enunciarse de varias formas, pero podría resumirse en el planteamiento que expuso Stephen Hawking:

Vemos el universo en la forma que es porque nosotros existimos.

Del que hay otra versión que suele enunciarse como

El mundo es necesariamente como es porque hay seres humanos que se preguntan por qué es así.

Uno de los principales «problemas» de este principio es que tiene parte de ciencia y parte de filosofía. A primera vista puede resultar un tanto circular e incluso tautológico. El hecho de que además se suela enunciar aludiendo a los seres humanos nos situaría en cierto modo en cierto punto central y privilegiado en el universo, algo que para muchos no tiene sentido.

Hossenfelder explica todo esto con bastante claridad y analiza si esos planteamientos son científicos o no. Por ejemplo hay dos formas de enunciar el principio, el llamado principio antrópico fuerte y el débil. El fuerte viene a decir que «nuestra existencia es lo que hace que el universo sea como sea.» Sobre esto explica que no es necesariamente un planteamiento anticientífico, pero tampoco resulta muy útil: no parece fácil que se puede derivar ninguna teoría que explique las (sencillas) leyes de la física fundamental partiendo de algo tan complejo como un ser humano.

El principio antrópico débil, en cambio, viene a decir que «el universo es como es y tiene ciertas propiedades porque si no, no podríamos existir (para observarlo).» Curiosamente esto no implica necesariamente la existencia de seres humanos. Tal y como dice, Fred Hoyle ya predijo que deberían existir ciertos isótopos del carbono o no podría existir la vida tal y como la conocemos (y luego se encontraron). Eso es un principio científico útil, al menos más que explicar que en la habitación debe haber oxígeno porque si no estarías muerto y no podrías hacer esa observación.

Al final del vídeo Hossenfelder se mete en el berenjenal de los multiversos, pero la explicación principal sigue siendo válida. Enunciado como principio antrópico débil, sin más aspiraciones, resulta un poco circular y en cierto sentido obvio. «Las leyes de la naturaleza deben ser tales que permitan nuestra existencia». Es correcto y en ciertos casos además puede ser útil.

(Vía Manu Herrán.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Yo contengo multitudes

EUR 12,34

Comprar


Transgénicos sin miedo

EUR 9,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección