Por @Wicho — 21 de Noviembre de 2021

Portada de Six DaysSix Days: The Incredible Story of D-Day's Lost Chapter por Robert Venditti, Kevin Maurer y Andrea Mutti. Vertigo (14 de mayo de 2019). 127 páginas. Inglés.

En la noche del 6 de junio de 1944 doce transportes Douglas C-47 lanzaron los paracaidistas que iban a bordo unos 30 kilómetros al sureste del punto previsto. Fue el lanzamiento con mayor error de aquella noche. A bordo iban hombres del Tercer Batallón del 507.º Regimiento de Infantería de la 82.ª División Aerotransportada que en los días siguientes lucharían la que luego fue conocida como la Batalla de Graignes.

A eso de las 10 de la mañana del día 6 unos 25 paracaidistas bajo el mando del capitán del 507º Leroy D. Brummitt llegaron al pueblo de Graignes. Un par de horas más tarde se les unieron más compañeros. En total llegaron a reunirse 182 paracaidistas en el pueblo. El mayor Charles D. Johnston, una vez determinado lo lejos que estaban de dónde podía haber tropas amigas, decidió quedarse en el pueblo. Desde él controlaban una de las carreteras que daban acceso a Carentan, uno de los objetivos de sus compañeros de la 101 Aerotransportada en el día del desembarco.

Con la ayuda de los habitantes de Graignes recuperaron buena parte de su equipo y provisiones, que habían caído en los mismos pantanos en los que habían caído ellos. Los habitantes de Graignes también los alimentaron esos días y los guiaron en algunas patrullas de reconocimiento.

Así que para cuando a primera hora de la tarde del día 10 la 17.ª División SS de Granaderos Panzer Götz von Berlichingen lanzó su primer ataque –la reacción alemana fue muy lenta porque Hitler no acababa de creerse que el desembarco de Normandía no fuera sino un engaño por parte de los aliados– los paracaidistas estadounidenses estaban bien preparados para rechazarlo. No sería hasta la noche del 10 al 11, después de un duro bombardeo por parte de un par de cañones de 88 milímetros, cuando los alemanes rompieron las defensas estadounidenses, que entonces recibieron la orden de retirarse e intentar llegar a Carentan o Sainte-Mère-Église.

Se considera que la resistencia de los 182 hombres de Graignes retrasó el contraataque de la 17.ª lo suficiente como para que pudiera ser rechazado el día 13 en las proximidades de Carentan por unidades de los 501.º, 502º y 507.º Regimientos. Pero no sólo ellos, que al fin y al cabo eran soldados, pagaron un precio por su resistencia con varias bajas entre sus filas; en los días posteriores a la batalla los soldados de la 17.ª cometieron una serie de crímenes de guerra que hicieron que los habitantes de Graignes pagaran bien cara su decisión de ayudar a los estadounidenses.

He leído bastante sobre el desembarco de Normandía, pero no conocía esta parte concreta de él, así que la de Six Days me ha resultado una lectura más que interesante. Para que luego digan que con los cómics no se aprende.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD