Por @Alvy — 11 de Febrero de 2008

Utiliza detergentes y jabones biodegradables.

Aunque la mayor parte de los detergentes y jabones que se venden ya lo son (especialmente los líquidos), no está de más comprobar que los que usas en casa sean biodegradables o «libres de fosfatos». Todos los detergentes domésticos acaban como residuos en ríos y aguas subterráneas antes de llegar a las depuradoras (si no es que acaban en el mar directamente), así que es mejor usar los que resulten más ecológicos.
[¡Gracias por la sugerencia Alejandro!]

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo