Por @Wicho — 9 de Agosto de 2021

No hay Planeta B – Markus Spiske en unsplash
No hay Planeta B – Markus Spiske en unsplash

Ya hacía algunas semanas que se había filtrado un borrador bastante duro. Pero desde hoy ya podemos leer el texto del informe Cambio climático 2021: bases físicas (el texto completo sólo está disponible en inglés). Es el sexto informe publicado desde 1998 por del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés); la primera actualización desde 2013. Y es el informe más duro que jamás haya publicado este grupo. En palabras de Antonio Guterres, el Secretario General de las Naciones Unidas, «una alerta roja para la humanidad».

Sus cuatro puntos más importantes son:

  1. Es incuestionable que la actividad humana ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra. Se han producido cambios rápidos y generalizados en la atmósfera, el océano, la criosfera y la biosfera.
  2. La escala de los cambios recientes en el sistema climático en su conjunto y el estado actual de muchos de sus aspectos no tienen precedentes en muchos siglos o miles de años.
  3. El cambio climático inducido por la humanidad ya está afectando a muchos fenómenos meteorológicos y climáticos extremos en todas las regiones del mundo. Las evidencias de los cambios observados en fenómenos extremos como olas de calor, fuertes precipitaciones, sequías y ciclones tropicales y, en particular, su atribución a la influencia humana, se han reforzado desde el Quinto Informe de Evaluación (AR5).
  4. El mejor conocimiento de los procesos climáticos, de las huellas paleoclimáticas y de la respuesta del sistema climático al aumento del forzamiento radiativo da una mejor estimación del equilibrio en la sensibilidad climática de 3°C, con un rango más estrecho en comparación con el AR5.

Es la primera vez que el IPCC, formado por 240 personas dedicadas a la ciencia de 66 países, es tan taxativo afirmando el papel incuestionable de la actividad humana en el cambio climático.

El informe afirma, también, que es prácticamente imposible que logremos el objetivo del Acuerdo de París de evitar que la temperatura global suba más de 1,5°C a menos que consigamos hacer drásticas reducciones en las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero en las próximas décadas. Y que aunque las hagamos la inercia del sistema hará que las temperaturas globales sigan subiendo durante años, probablemente hasta 2050. Y que efectos como la subida del nivel del mar, el deshielo del Ártico y el calentamiento y la acidificación de los océanos sean probablemente ya irreversibles.

Por supuesto los 1,5°C no son ideales ya que seguirán provocando un aumento de las olas de calor, tormentas más intensas y sequías e inundaciones más graves, pero representaría un riesgo mucho menor que si llegamos a los 2°C.

Algunos datos:

  • La temperatura global de la superficie fue 1,09°C más alta en la década entre 2011-2020 que entre 1850-1900.
  • Los últimos cinco años han sido los más calurosos registrados desde 1850, que es desde cuando tenemos datos.
  • La tasa reciente de aumento del nivel del mar casi se ha triplicado en comparación con 1901-1971.
  • Es «muy probable» (90%) que la influencia humana sea la principal causa del retroceso global de los glaciares desde la década de 1990 y de la disminución del hielo marino en el Ártico.
  • Es «prácticamente seguro» que las temperaturas extremas, incluidas las olas de calor, se han vuelto más frecuentes e intensas desde la década de 1950, mientras que los fenómenos de frío se han vuelto menos frecuentes y menos graves.

El Atlas Interactivo del IPCC permite cotejar información climática de regiones de todo el mundo y obtener proyecciones sobre distintos niveles de calentamiento global para conocer cómo está afectando el cambio climático a las regiones del planeta.

Algunas posibles consecuencias:

  • Las temperaturas alcanzarán 1,5°C por encima de los niveles de 1850-1900 en 2040 en todos los escenarios de emisiones.
  • Es probable que el Ártico esté prácticamente libre de hielo en septiembre al menos una vez antes de 2050 en todos los escenarios evaluados.
  • Se producirá un aumento de algunos fenómenos extremos «sin precedentes históricos» incluso con un calentamiento de 1,5°C.
  • Se prevé que fenómenos extremos en cuanto al nivel del mar que se producían una vez por siglo en el pasado reciente se produzcan al menos anualmente en más de la mitad de las ubicaciones de los mareómetros en 2100.
  • Es probable que aumenten los incendios causados por la meteorología en muchas regiones.

El informe intenta ser un toque de atención de cara a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP2)6, que se celebrará en noviembre en Glasgow. Pero ya veremos si sirve para algo.

El IPCC tiene previsto presentar dos informes más el año que viene: una segunda parte que se centrará en los impactos de la crisis climática y una tercera que detallará las posibles soluciones.

_____
{Foto: No hay Planeta B por Markus Spiske on Unsplash}

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD