Por @Wicho — 17 de Noviembre de 2020

Impresión artística del Lunojod 1 en la Luna - Roscosmos
Impresión artística del Lunojod 1 en la Luna - Roscosmos

Tras su lanzamiento el 10 de noviembre de 1970 el rover soviético Lunojod 1 se posaba sobre la superficie de la Luna a bordo de su plataforma de aterrizaje Luna 17 a las 3:47 UTC del día 17. A las 6:28 UTC las ruedas del rover tocaban la superficie de nuestro satélite tras descender por las rampas dispuestas a tal efecto.

El Lunojod 1 se convertía así en el primer vehículo de la historia en rodar por otro astro. Aunque era el segundo lanzado con tal intención: lo precedió el Lunojod 201 el 19 de febrero de 1969. Pero el cohete lanzador se desintegró a los pocos segundos del despegue. Eso esparció los restos del vehículo y del polonio 210 que llevaba a bordo sobre muchos kilómetros cuadrados de Rusia. Pero eso es otra historia.

Diseñado para durar tres días lunares –más o menos equivalentes a tres meses– al final el Lunojod 1 estuvo en servicio casi once meses; 321 días para ser exactos. En ese tiempo recorrió 10,54 kilómetros sobre la superficie de la Luna y envió más de 20.000 imágenes de TV y 206 panoramas en alta resolución. Además, realizó 25 análisis del suelo lunar con su espectrómetro de fluorescencia de rayos X y utilizó su penetrómetro en 500 lugares diferentes.

Era un vehículo con una pinta más bien curiosa. Parecía un enorme barreño de 2,3 metros de largo y 1,35 de alto con una gran tapa montado sobre ocho ruedas. La tapa llevaba células solares en su parte inferior que se usaban para cargar las baterías del vehículo durante el día lunar. Por la noche se cerraba y durante esas dos semanas una unidad de calor de radioisótopos con polonio 210 evitaba que se congelara. Cada una de las ruedas tenía un motor independiente que se podía desembragar en caso de problemas.

En este vídeo se pueden ver pruebas de distintos diseños del Lunojod, detalles de alguno de sus componentes, pruebas ya del diseño final, y el entrenamiento de las tripulaciones en el «lunódromo». Está en ruso pero la traducción automática de subtítulos de YouTube lo hace perfectamente inteligible:

Y sí, los Lunojod tenían tripulación: un comandante, un operador de la antena altamente direccional que permitía mantener el contacto en ellos, y un conductor. Se controlaban en tiempo casi real por radiocontrol gracias a que como la Luna está ahí al lado el retardo entre enviar una orden y recibir los resultados de vuelta ronda los dos segundos y medio. Aún así los Lunojod incorporaban sensores que los detenían automáticamente si detectaban que estaban demasiado inclinados, por ejemplo.

Vyacheslav DovganRoscosmos conduciendo el Lunojod 1 - Roscosmos
Vyacheslav Dovgan conduciendo el Lunojod 1 - Roscosmos

Lo siguió el Lunojod 2, que empezó a rodar sobre la Luna el 16 de enero de 1973. Sólo sobrevivió 116 días pero durante ellos recorrió 37 kilómetros sobre la superficie de nuestro satélite, estableciendo un récord que mantuvo hasta que Opportunity lo batió sobre Marte en julio de 2014.

En 2010 el Lunojod 1 fue localizado gracias a las imágenes de la Lunar Reconnaisance Orbiter (LRO) de la NASA; en 2012 sucedió lo mismo con el Lunojod 2. Y desde que sabemos dónde estamos los retroreflectores que montan en su parte superior están siendo utilizados para medir con enorme precisión la distancia entre la Tierra y la Luna mediante pulsos de láser. Así que los dos Lunojods volvieron a «acer la cencia» unos 40 años después de muertos.

El Lunojod 1 y su aterrizador vistos por la LRO - NASA/GSFC/Arizona State University
El aterrizador Luna 17 (derecha) y el Lunojod 1 (izquierda) vistos por la LRO - NASA/GSFC/Arizona State University

La Unión Soviética llegó a construir un Lunojod 3 para su lanzamiento en 1977 pero la falta de financiación hizo que nunca llegara a lanzarse. Hoy en día se puede ver en el museo de NPO Lavochkin.

Desde la llegada del Lunojod 2 a la Luna hubo que esperar a 2013 a que aterrizara allí la misión china Chang'e 3 que incluía el roverYutu. China repetiría la hazaña en enero de 2019 con la misión Chang'e 4, la primera de la historia en posarse en el lado oculto de la Luna.

Kei-Kei tiene unas instrucciones para construirte un Lunojod de Lego si después de leer esta anotación sientes la necesidad imperiosa de hacerlo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Programmed inequality

EUR 14,80 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Cero. Biografía de una idea peligrosa

EUR 28,00 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección