Por @Wicho — 9 de Julio de 2018

A ver si encaja

El satélite medioambiental Aeolus de la Agencia Espacial Europea, que ha cruzado el Atlántico desde Francia en barco en lugar de viajar en avión para proteger su instrumento de posibles cambios repentinos de presión que lo afectarían, está ya en el espaciopuerto de Kourou en la Guayana Francesa.

Los técnicos del espaciopuerto ya lo han sacado de su contenedor de viaje y han comprobado que encaja en el adaptador que lo conectará al cohete Vega que lo lanzará. También han podido comprobar que el satélite se enciende y que Aladin, el instrumento con el que va a tomar hasta 64.000 mediciones de la velocidad del viento sobre todo el planeta, ha sobrevivido sin problemas al viaje.

Si todo sigue yendo según lo previsto el lanzamiento se producirá el 21 de agosto y será la primera vez que coloquemos en el espacio un instrumento capaz de medir la velocidad del viento desde el suelo hasta una altitud de 30 kilómetros. Será también la primera vez que podamos tomar esas medidas en sitios remotos como los casquetes polares, desiertos, y en medio del mar, además de lejos de ciudades y pueblos en los que puede haber estaciones meteorológicas.

En órbita

Los datos que obtenga Aeolus, o con más precisión ADM-Aeolus, de Atmospheric Dynamics Mission Aeolus, Misión de Dinámica Atmosférica Aeolus, se meterán directamente en los modelos usados para las predicciones meteorológicas, que deberían mejorar su precisión al disponer de todos estos datos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear