Por @Wicho — 14 de Noviembre de 2022

AST SpaceMobile, dentro de su objetivo de crear una constelación de satélites que dé acceso a telefonía 5G de verdad acaba de desplegar la enorme antena de 64 metros cuadrados de su satélite de prueba BlueWalker 3. Según la empresa, es la antena de su tipo más grande jamás desplegada en el espacio.

A diferencia de lo que ofrecen Apple con el iPhone 14 y Huawei con el Mate 50, los satélites de AST Mobile permitirán que cualquier teléfono móvil que soporte 5G pueda hacer y recibir llamadas desde cualquier lugar del mundo, así como enviar y recibir datos. Quizás no a la velocidad tope que ofrecen las estaciones de telefonía en tierra, pero en cualquier caso sin limitaciones muy significativas como las que tendrá el sistema prometido por SpaceX y T-Mobile.

BlueWalker3 desplegado en la factoría en la que fue ensamblado; hay personas a su alrededor que permiten hacerse una idea de su enorme tamaño
BlueWalker 3 antes de ser plegado para su lanzamiento – AST SpaceMobile

Lo que pasa es que para eso necesitan unas antenas enormes. Y a pesar de que la del BlueWalker 3 tiene la mitad de superficie que las satélites de producción BlueBird que tienen pensados ya hay informes de observaciones que le dan magnitud +1. Eso es similar a la de Saturno cuando brilla menos. Así que lo más probable es que mucho antes de que sepamos cómo funciona el satélite en la tarea para la que ha sido diseñado sospecho que veremos cómo interfiere en observaciones astronómicas con la cantidad de luz que va a reflejar. Puedes intentar comprobarlo con tus propios ojos con esta tabla de pasos visibles.

De nuevo estamos ante un enfrentamiento entre la necesidad de dar conectividad –en especial a quienes no la tienen, no a quienes la perdemos esporádicamente– y la de proteger los cielos oscuros.

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC