Por @Wicho — 18 de Abril de 2018

Un vídeo y unas recientes declaraciones de Zhou Jianping, el jefe de diseño del programa espacial tripulado chino, han revelado más detalles acerca de las fechas de entrada en servicio de su futura estación espacial.

Allá por 1992 China comenzó a trabajar en el Proyecto 921-2, que tenía como objetivo la construcción de una estación espacial. En 2013 anunciaron que sería una estación modular que entraría en servicio en la década de 2020 después de haber adquirido experiencia con los laboratorios espaciales Tiangong–1 y Tiangong–2.

La estación espacial modular, que por ahora no tiene un nombre más chulo, tendrá como base un módulo principal, bautizado como Tianhe, en el que vivirá la tripulación, y que también se encarga del control del guiado, navegación y orientación de la estación.

Tianhe (Harmonía de los cielos) será acoplado a un módulo esférico que dispone de cinco puertos de atraque libres para otros tantos vehículos más. Dos de ellos estarán ocupados permanentemente por los laboratorios Mengtian (Soñando con los cielos) y Wentian (La búsqueda de los cielos), de tal forma que la estación tendrá forma de T. Los otros tres puertos de atraque pueden ser utilizados tanto para naves tripuladas como para naves de carga o bien para que se acople a la estación el telescopio espacial que la acompañará en órbita.

La estación también contará con un brazo robot que será utilizado tanto para su ensamblado –los dos módulos laboratorio serán puestos en órbita listos para ser colocados en su sitio sin que haga falta ningún paseo espacial– como para mover suministros y equipos de un lado a otro.

Pruebas del brazo robot

Además la estación china contará con un compañero, el telescopio espacial Xuntian, Crucero celestial. Con un espejo de dos metros tendrá una resolución similar a la del Hubble pero con unas 300 veces su campo de vista. Normalmente volará en las proximidades de la estación, pero también se puede acoplar con ella, quizás para reponer consumibles o incluso para que los tripulantes de la estación hagan tareas de mantenimiento en él.

***

Un Larga Marcha 5En servicio desde noviembre de 2016 el cohete Larga Marcha 5 es el lanzador más potente del que dispone China y un elemento fundamental para el desarrollo de la estación espacial ya que su variante Larga Marcha 5B es la que se encargará de poner en órbita sus módulos.

Estaba previsto que el tercer Larga Marcha 5 se encargara de lanzar la misión Chang’e-5, que tiene como objetivo traer de vuelta a la Tierra muestras de la Luna, y que después se llevara a cabo el primer lanzamiento de prueba de un 5B, con lo que parecía que el lanzamiento se Tianhe, que había sido terminado de construir en los primeros meses de 2017, se podría llevar a cabo 2019, adelantándose incluso a los plazos previstos inicialmente.

Pero el fallo del segundo Larga Marcha 5 echó al traste estos planes, ya que hubo que suspender los lanzamientos hasta entender qué había pasado.

China acaba de publicar un informe en el que dice que el lanzamiento fracasó por el fallo de una turbobomba de uno de los dos motores de la primera etapa. Esta turbobomba ya ha sido rediseñada y ya se están haciendo pruebas con ella que por ahora con resultados siendo satisfactorios. Así que se estima que la misión de vuelta al servicio del Larga Marcha 5 podría producirse en noviembre de 2018. Pero por si acaso será con un satélite experimental de comunicaciones a bordo, una carga mucho menos crítica en el caso de que se pierda que la Chang’e-5.

Si este lanzamiento va bien Chang’e-5 será lanzada a principios de 2019 y se espera que el primer vuelo de un Larga Marcha 5B pueda producirse en junio de 2019, con lo que el lanzamiento de Tianhe está ahora previsto para 2020. Su lanzamiento será seguido por el de la nave de carga Tianzhou-2 en un Larga Marcha 7 y por el de la nave tripulada Shenzhou-12 en un Larga Marcha 2F.

Mengtian y Wentian, por su parte, aún están siendo construidos, con lo que hasta 2022 no se prevé que estén en órbita, igual que el telescopio.

Así que todo parece indicar que China va a cumplir los plazos que se propuso inicialmente para tener en marcha su estación espacial, algo que es para nota, ya que no es muy habitual que esto suceda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear