Por @Wicho — 5 de Octubre de 2020

Lanzamiento de la Cygnus 14 – NASA/Patrick Black
Lanzamiento de la Cygnus 14 – NASA/Patrick Black

Lanzada en la madrugada del 3 de octubre de 2020 la cápsula de carga Cygnus 14 «Kalpana Chawla» acaba de llegar sin problemas a la Estación Espacial Internacional (EEI) con algo más de 3.500 kilos de suministros a bordo. Además de la carga habitual de este tipo de misiones en esta ocasión viaja a bordo un nuevo váter –también conocido como cagadero– espacial que será probado en la Estación.

Conocido como Universal Waste Management System (UWMS, Sistema universal de gestión de residuos) es en realidad un dispositivo pensado para poder ser utilizado en cualquier nave espacial, ya que es autocontenido. Su desarrollo ha durado seis años y la NASA ha invertido en él algo más de 23 millones de dólares. Aunque por ese precio va a obtener dos unidades, una para la EEI y otra para la cápsula tripulada Orión. Cada unidad llevará además el hardware necesario para ser utilizada en la Estción o en la Orión: conexiones de datos, conducciones, eléctricas, etc.

Kate Rubins recibe formación acerca del UWMS – NASA
Kate Rubins recibe formación acerca del UWMS – NASA

Pero como antes de enviar a alguien a la Luna con un váter que lo mismo no va bien del todo el UWMS será probado durante tres años a bordo de la EEI, dónde hay otros dos váteres que llevan años funcionando razonablemente bien.

Aparte de ser más pequeño que los que hay ahora en la EEI –pesa 45 kilos y mide 71 centímetros de alto, lo que lo hace como un 40% más ligero y un 65% más pequeño que ellos– tiene la ventaja de que su instalación es exenta; no va empotrado detrás de ninguna mampara, con lo que es más accesible para su mantenimiento.

Pero la ventaja principal es que ha sido rediseñado para que sea más fácil de utilizar por parte de las mujeres. Por fin tiene en cuenta que su anatomía es diferente a la de los hombres y con el UWMS se supone que tendrán más fácil orinar y defecar a la vez. Con los anteriores era más bien complicado hacer las dos cosas a la vez, en especial para las mujeres.

El UWMS y demás dispositivos similares usan una serie de ventiladores para crear una corriente de aire que aparta la orina y las heces del cuerpo de los astronautas. Para que esto funcione bien es importante colocarse bien para que el efecto de succión sea lo suficientemente fuerte. En este sentido la forma del asiento del UWMS por lo visto hace también más fácil «acertar» a la hora de colocarse en él para defecar, algo para lo que, aunque suene a broma, hace falta entrenamiento. ¡Ah, el glamour del espacio!

De todos modos las tripulaciones de la EEI lo tienen bastante mejor que las del programa Apolo. En aquellas naves no había inodoro y tenían que orinar en una especie de tubo conectado a una bolsa que recogía la orina. Pero era peor defecar, para lo que tenían que colocar estratégicamente una bolsa… y no siempre acertaban. Que se lo digan a los tripulantes del Apolo 10. Fueron los transbordadores espaciales las primeras naves de la NASA en tener algo parecido a un baño.

Partes del UWMS - NASA
Partes del UWMS: 1, tapa; 2, asiento; 3, tanque de pretratamiento de la orina; 4, conducto para la orina; 5, acoplamiento para el embudo de la orina; 6, punto para la conexión al sistema de reciclado de orina - NASA

Si has prestado atención en el esquema anterior dice reciclado de orina, sí. Y es que desde hace años en la Estación Espacial Internacional se recicla la orina para convertirla de nuevo en agua potable. Como dijo en su momento Don Pettit «el café de ayer se convierte en el café de mañana». Las heces –por ahora– no se reciclan, aunque sería interesante poder hacerlo ya que son agua en aproximadamente un 70%. En su lugar lo que se hace es comprimirlas en unas bolsas de plástico que luego se congelan y finalmente se introducen en las cápsulas de carga que se desintegran en la atmósfera al final de su misión. Junto con las cápsulas se desintegra su contenido. Y no sigo con esta línea de razonamiento.

Curiosamente, en el extremo opuesto de la gama del glamour, a bordo de la Kalpana Chawla viajan también 10 botes del suero Advanced Night Repair de Estee Lauder. La idea es que sean fotografiados con la Tierra como fondo para que la empresa luego use las imágenes en sus campañas de publicidad. A su vuelta a la Tierra serán subastados y lo que salga de la subasta será donado a caridad.

Lo de Estee Lauder es el primer lanzamiento que se engloba dentro del programa de la NASA que reserva un 5 por ciento del a capacidad de carga y del tiempo de los astronautas para acciones de mercadotecnia. Según la NASA les van a facturar unos 110.000 euros por ello.

La Cygnus 14 permanecerá atracada en la EEI hasta mediados de diciembre.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Almost Astronauts: 13 Women Who Dared to Dream

EUR 24,29 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


El marciano

EUR 7,59 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección