Por @Wicho — 20 de Septiembre de 2018

En la superficie de Ryugu

La sonda Hayabusa 2 de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), que lleva desde finales de julio de 2018 acompañando al asteroide Ryugu en su órbita alrededor del Sol, ha comenzado la maniobra para desplegar sobre la superficie del asteroide los rovers Minerva–II1.

Conocidos como Rover-1A y 1B (original, ¿eh?) son hexagonales con un diámetro de 18 centímetros, una altura de 7 centímetros, y un peso de 1,1 kilos cada uno. Han hecho el viaje hasta Ryugu en un contenedor que va montado en la parte inferior de la sonda. El Rover-1A lleva cuatro cámaras, mientras que el 1B lleva tres. Llevan también sensores de temperatura para medir la temperatura de la superficie de Ryugu.

Minerva-II 1A Y 1B
Minerva-II 1A (izquierda) Y 1B (derecha)

Llevan además un dispositivo en su interior similar al que produce la vibración en los teléfonos móviles que cuando sea activado hará que peguen un salto aprovechando la baja gravedad del asteroide. La JAXA calcula que cada salto los rovers permaneceran unos 15 minutos «en el aire» para desplazarse unos 15 metros. El software de a bordo determinará cuando dar esos saltos.

El cuerpo de ambos está recubierto de paneles solares y cuentan además con condensadores que les permitirán acumular electricidad, con lo que potencialmente pueden seguir funcionando hasta que Hayabusa 2 comience el camino de vuelta a casa.

***

La sonda ha comenzado la maniobra de aproximación para el despliegue de los rovers desde una distancia de 20 kilómetros y avanza a 40 centímetros por segundo. Cuando alcance una distancia de 60 metros de Ryugu apagará sus motores para dejarse caer atraída por la gravedad del asteroide y soltar luego los rovers a una altura de unos 50 a 55 metros. Después de soltarlos empezará a alejarse de nuevo, pero sólo hasta una distancia de 10 kilómetros.

Si no hay retrasos está previsto que la separación de produzca el día 21 de septiembre entre las 6 y las 6:30 de la mañana, hora peninsular española.

Se puede seguir el progreso de la maniobra a través de la cuenta de Twitter de la misión, @haya2e_jaxa. También es posible utilizar el panel de control en línea Haya2NOW, en el que se pueden ver un montón de datos técnicos sobre el estado de la sonda, incluida una estimación de la imagen más reciente captada por la cámara de navegación, lo que compensa un poco que en el panel no se pueda ver la distancia a Ryugu. Las imágenes de la cámara propiamente dichas se pueden ver según van llegando a Tierra en Navigation Images from the MINERVA-Ⅱ1 deployment operation.

Además de lo importante que es colocar un rover sobre la superficie de un asteroide –si la JAXA tiene éxito será la primera vez en la historia que lo hagamos– para los responsables de la misión es doblemente importante porque la sonda Hayabusa llevaba con ella un aterrizador bautizado precisamente como Minerva que resultó perdido en el espacio tras una maniobra de despliegue fallida.

Además de los Minerva-II 1 la sonda lleva a bordo un aterrizador bautizado como Minerva-II 2 que no está diseñado para moverse y Mascot, otro rover diseñado por el Centro Aeroespacial Alemán con contribuciones del CNES francés. Es un cubo de 30×30×20 centímetros y 10 kilos de peso que lleva muchos más instrumentos a bordo que los Minerva-II pero que a cambio funciona con una batería con una duración estimada de entre 12 y 16 horas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear