Por @Wicho — 4 de Enero de 2019

José @thorquemado nos escribió preocupado porque se ha aficionado a seguir las fotos que envía la sonda InSight de la NASA desde Marte y de repente se fijó en que el cable que une al sismógrafo SEIS con el aterrizador estaba en el suelo. Temía que eso hubiera sido un accidente pero en realidad estaba planeado.

SEIS, cuyo nombre viene de Seismic Experiment for Interior Structure, o Experimento Sísmico para Estructura Interior, es tan sensible que es capaz de detectar movimientos equivalentes al de medio átomo de hidrógeno. Por eso para que no capte señales que no son tales está previsto que sea cubierto por una especie de tapa que lo aisle del viento y de paso de los cambios de temperatura.

Pero el cable que lo une con el aterrizador, con una longitud de 3 metros y un ancho de 4,5 centímetros y por el que circula tanto la electricidad que hace funcionar al sismógrafo como los datos que obtiene y las órdenes que se le envían es también una fuente potencial de vibraciones así como un medio capaz de transmitirlas.

Por un lado el viento puede hacer vibrar el cable y esas vibraciones pueden llegar al sismógrafo. Por otro de nuevo el viento puede hacer vibrar el aterrizador, especialmente cuando incida en los paneles solares, vibraciones que de nuevo se pueden transmitir por el cable hacia el sismógrafo.

Por eso ha sido apoyado en el suelo, de tal forma que no está tenso, con lo que es menos eficaz a la hora de transmitir vibraciones y de tal forma también que la arena del suelo ayuda a atenuarlas. Además. antes de entrar en SEIS, el cable hace un bucle que dificulta aún más la transmisión de vibraciones.

Y por si todas estas precauciones no fueran suficientes el cable tiene una pieza por la que el brazo robot de la sonda puede cogerlo para recolocarlo si fuera necesario.

Ahora que el cable ha sido colocado sobre el suelo ya queda menos para que el brazo robot coloque la cubierta de InSight en su sitio, lo que está previsto que suceda alrededor del 10 de enero.

InSight, cuyo nombre viene de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport, en español, Exploración Interior utilizando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transmisión de Calor, tiene como objetivo primario determinar por primera vez si hay actividad sísmica en Marte, la cantidad de calor que emana de su interior, y estimar el tamaño de su núcleo y si este es líquido o sólido. El objetivo secundario de la misión es estudiar la geofísica, la actividad tectónica, y el impacto de meteoritos en Marte.

La misión está en Twitter como @NASAInSight; SEIS tiene su propia cuenta en @InSight_IPGP.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


La Información

EUR 23,65 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

EUR 8,07

Comprar


Fundación

EUR 9,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección