Por @Wicho — 17 de Mayo de 2020

Con un día de retraso porque las condiciones meteorológicas no colaboraron en el primer intento un Atlas 5 de United Launch Alliance ha puesto en órbita uno de los dos Boeing X–37B de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) en la sexta misión de estos aviones espaciales.

Dentro del secretismo que rodea este proyecto la transmisión en directo del lanzamiento fue cortada poco después de la separación de la primera etapa del cohete. Eso evita dar pistas acerca de la altitud inicial de la órbita, lo que dificulta seguirle la pista. Además el X-37B es capaz de maniobrar una vez en órbita, lo que lo complica todo un poco más. Aunque eso no ha impedido que espaciotrastornados de pro como Ralf Vandebergh lo fotografiaran en órbita en el pasado.

En cualquier caso, lo que sí han hecho es confirmar el éxito del lanzamiento. De los pocos detalles que se conocen de esta misión, conocida como OTV-6 por el otro nombre del X-37B, Orbital Test Vehicle (OTV), vehículo de pruebas orbitales, es que volará por primera vez con un contenedor ventral que le da capacidad extra además de la de su bodega de carga dorsal.

También se sabe que a bordo viajan dos experimentos que estudiarán cómo se degradan ciertos tipos de materiales y semillas en órbita; un experimento del Laboratorio de Investigación Naval que supuestamente permitirá convertir la energía solar en microondas que pueden ser enviadas a tierra para proporcionar electricidad; y el FalconSAT-8, un satélite diseñado por estudiantes de la Academia de la Fuerza Aérea, que será desplegado en órbita desde la bodega de carga.

Scott Manley tiene un vídeo en el que explica lo que sabemos –o creemos saber– de este vehículo, que es más bien poco: Everything We Know About The US Air Force's Secret Space Plane - The X-37B.

Aunque los X-37B pertenecen a la USAF esta es la primera misión de estos vehículos que será gestionada por la Fuerza Espacial de los Estados Unidos (USSF). La USSF, por cierto, acaba de presentar su bandera. Que guarda un cierto parecido con la de la Flota Estelar, todo sea dicho.

Junto con los transbordadores espaciales de la NASA y el Burán soviético los X–37B son los únicos tres aviones espaciales de la historia que han entrado en órbita. Tanto el Burán como el X–37B, por cierto, son capaces de aterrizar de forma autónoma.

***

Boeing estaba trabajando hasta hace unos meses en el XS–1 Phantom Express, un lanzador con forma de avión espacial para la Agencia de Proyector Avanzados de Defensa de los Estados Unidos. Pero ha abandonado el proyecto, con lo que con toda probabilidad nunca lo veremos volar.

Impresión artística del Phantom Express – Boeing
Impresión artística del Phantom Express – Boeing

Así que salvo que China nos sorprenda con un lanzamiento de su avión espacial, del que se viene hablando desde hace más de quince años, el próximo avión espacial que veremos en servicio será la versión de carga del Dream Chaser. Sierra Nevada Corporation (SNC) lo está terminando de preparar para unirse a los vuelos regulares de carga a la Estaciñon Espacial Internacional.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Frankenstein: Annotated for Scientists, Engineers, and Creators of All Kinds

EUR 15,74 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


El mapa fantasma

EUR 8,54 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección