Por @Wicho — 17 de Diciembre de 2019

Impresión artística de la separación de Cheops de su lanzador - Arianespace
Impresión artística de la separación de Cheops de su lanzador - Arianespace

Un cohete Soyuz con una etapa superior Fregat despegaba a las 9:54, hora peninsular española, del 17 de diciembre de 2019 para poner en órbita la misión Cheops (CHaracterising ExOPlanet Satellite, Satélite para la Caracterización de Exoplanetas) de la ESA.

Su objetivo es estudiar planetas extrasolares con un radio comprendido entre el de la Tierra y el de Neptuno que orbitan estrellas brillantes en nuestro vecindario local. Aunque la idea no es que descubra planetas extrasolares nuevos sino que estudie con más detalle aquellos descubiertos por misiones como CoRoT y Kepler.

Las tripas de CheopsPara ello monta un telescopio Ritchey-Chrétien de 30 cm de apertura y 1,2 m de longitud y un único detector CCD que cubre las longitudes de onda visible y del infrarrojo cercano. Con él, utilizando el método de los tránsitos, que mide la bajada de la luz que nos llega de una estrella cuando un planeta pasa entre ella y nosotros, podrá determinar el tamaño de los planetas extrasolares que observe.

Si combinamos ese dato con la masa del planeta obtenida mediante observaciones de otro telescopio podremos determinar su densidad, lo que a su vez nos permitirá estimar si se trata de un planeta rocoso o gaseoso.

Cheops permanecerá durante los tres años y medio en los que está estimada su misión en una órbita sincrónica al Sol de 700 kilómetros, siempre en el límite entre las partes iluminada y oscura de la Tierra de tal forma que el telescopio pueda apuntar siempre hacia la oscuridad para no verse afectado por el brillo del Sol.

Dado que Cheops pasará un 80% de su tiempo haciendo observaciones «a tiro fijo» al saber cuándo y dónde apuntar para capturar tránsitos optimizará el tiempo empleado captar cada uno de ellos. Podrá apuntar a estrellas de la mayor parte del cielo y repetirá la observación de múltiples tránsitos a lo largo de la misión, aumentando así la precisión al medir los tamaños de los planetas.

Es la primera misión de clase S –pequeña– del programa de Visión Cósmica de la Agencia Europea. Está en Twitter como @ESA_Cheops.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Wernher von Braun: entre el águila y la esvástica

EUR 21,75 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


El marciano

EUR 7,59 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección