Por @Wicho — 29 de Octubre de 2018

Tras el tercer lanzamiento del Advanced Supersonic Parachute Inflation Research Experiment, o Experimento Avanzado de Inflado de Paracaídas Supersónicos, la NASA ha certificado para ser utilizado en Marte el paracaídas que utilizará con el rover Mars 2020.

Aspire es una especie de cilindro en el que se instala el paracaídas a probar y su mecanismo de despliegue que cuenta con una serie de instrumentos y cámaras que registran datos acerca del funcionamiento del paracaídas. Para probar el paracaídas del rover marciano es lanzado a una altitud de unis 37 kilómetros por un cohete Black Brant IX, allá dónde la atmósfera de nuestro planeta es similar en densidad a la de Marte.

El paracaídas se despliega en 0,4 segundos a dos veces la velocidad del sonido, pasando de ocupar un volumen similar al de un tambor al de una casa. Son condiciones de uso que ningún otro paracaídas supersónico ha soportado jamás, ademas de ser un 85% superiores a la carga máxima que se calcula que tendrá que soportar en Marte.

Así que otro paso más para el lanzamiento del rover Mars 2020, que antes de su lanzamiento será bautizado con algún ingenioso nombre… pero no antes de que la NASA, como buena organización burocrática que es, haya resuelto el concurso que adjudicará la organización y celebración del concurso para escoger nombre para el rover. Sirve para compensar lo de haberse cargado su escudo térmico durante unas pruebas.

La ventana de lanzamiento, por cierto, va de julio a agosto de 2020; si la pierde tendrá que esperar a la siguiente ocasión en la que la Tierra y Marte estén en las posiciones adecuadas, lo que no sucederá hasta la segunda mitad de 2022.

El rovers Mars 2020

El Mars 2020 es muy similar a Curiosity. Tanto, de hecho, que usa piezas de repuesto construidas en su momento para Curiosity. Pero habrá cambios al menos en el diseño de las ruedas, que han demostrado ser problemáticas, y en el del taladro, que también está dando muchos dolores de cabeza. Llevará un conjunto nuevo de instrumentos, ni más ni menos que 23 cámaras, y por primera vez pondremos un micrófono en Marte. Y también irá acompañado por un pequeño helicóptero.

Es importante, por cierto, no confundirlo con el rover ExoMars 2020 que la Agencia Espacial Europea planea enviar a Marte ese mismo año.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear