Por @Wicho — 31 de Diciembre de 2018

Mientras esperamos a que la misión Chang'e 4 a la cara oculta de la Luna aterrice, algo que no sabemos cuando va a ocurrir, aunque podría ser tan pronto como el 1 de enero de 2019 entre las 2 y las 3 de la noche, hora peninsular española, sí sabemos con toda certeza que la sonda New Horizons de la NASA marcará u nuevo hito en la historia de la exploración espacial a las 6:33 del 1 de enero de 2019 cuando pase a tan sólo 3.500 kilómetros del objeto del cinturón de Kuiper designado 2014 MU69 aunque conocido informalmente como Ultima Thule.

El horario es un tanto intempestivo, sí, pero la mecánica orbital es lo que tiene.

A una distancia de unos 6.600 millones de kilómetros de nosotros Ultima Thule se convertirá así en el astro más lejano que jamás hayamos observado. Aunque como en el caso de Plutón la New Horizons no tiene combustible suficiente como para frenar, así que pasará de largo a unos 14,16 kilómetros por segundo.

Además Ultima Thule es mucho más pequeño y oscuro que Plutón y por su distancia al Sol recibe mucha menos luz. Y por si fuera poco sólo sabemos de su existencia desde 2014, por lo que no conocemos su órbita con demasiada exactitud, con lo que uno de los desafíos del sobrevuelo es apuntar bien hacia él con los instrumentos de la New Horizons. De hecho hasta el 28 de diciembre la mayor parte del tiempo se dedicó a obtener nuevas imágenes de Ultima Thule para acabar de refinar su posición y así poder hacer un ajuste final de la trayectoria de la sonda. No fue hasta últimas horas del 29 de diciembre cuando la recolección de datos tomó prioridad.

La New Horizons y Ultima Thule
Una de las cosas que no sabemos de Ultima Thule es su forma más allá de que es muy irregular. Puede que sea similar a 67P, con dos grandes lóbulos, o incluso que esté formado por dos cuerpos que orbitan en torno a un centro de masas común. La New Horizons nos sacará de dudas – NASA/JHUAPL/SwRI/Steve Gribben

Igual que cuando sobrevoló Plutón la New Horizons hará un envío de datos el día 31 «por si acaso», envío que terminará a las 15:47 –a las 21:47 aquí en la Tierra por las seis horas luz de distancia a las que está–. a partir de ahí no volverá a decirnos nada, concentrada en ejecutar todos los comandos, hasta que a las 16:28 del día 1 recibamos –esperemos– una breve comunicación indicándonos que todo ha ido bien.

Habrá que esperar al menos hasta las 21:15 para empezar a recibir los primeros datos, en una ventana de comunicación que dura cuatro horas. Aunque de nuevo debido a la distancia a la que está Ultima Thule y a la potencia con la que transmite la New Horizons la descarga total de los datos no terminará hasta agosto de 2020. Sí, 2020, unos 20 meses después del encuentro. A fin de cuentas la New Horizons necesitó 15 meses para mandar todos los datos del sobrevuelo de Plutón.

Las horas citadas pueden sufrir modificaciones en función de los ultimísimos ajustes de trayectoria pero en cualquier caso no serán más que diferencias de algunos minutos.

No está claro cuando podremos ver las imágenes de mayor resolución –aunque en las primeras descargas habrá algunas imágenes para satisfacer la demanda de los medios– porque aún con la mejora del conocimiento acerca de la posición de Ultima Thule el equipo de la misión ha decidido ser cauto y le han ordenado ala New Horizons que apunte también alrededor de la zona en la que se supone que va a estar por si acaso. Así que habrá que esperar a que lleguen las imágenes en baja resolución para luego saber en qué imágenes en alta se ve algo que merezca la pena ser transmitido.

Emily Lakdawalla tiene un detalladísimo artículo acerca del encuentro de la New Horizons con Ultima Thule en What to Expect When New Horizons Visits 2014 MU69, Ultima Thule.

Afortunadamente aún a pesar del tira y afloja que la administración Trump mantiene con el partido demócrata acerca de la construcción del muro en la frontera de México y que ha causado el cierre parcial de la administración estadounidense Jim Bridenstine, el director de la NASA, ha confirmado que NASA TV cubrirá el encuentro.

También está la opción de recurrir a las cuentas de Twitter de la sonda, @NASANewHorizons, y a la de su investigador principal, @AlanStern. Alice Bowman, la directora de operaciones de la misión, igual encuentra también tiempo para tuitear algo en @plutoport pero si no lo hace no se lo tengas muy en cuenta, que va a estar bastante ocupada.

Por cierto que durante la noche del sobrevuelo podremos conocer por fin la canción que Brian May, que además de ser el guitarrista de Queen es doctor en astrofísica, ha compuesto para la ocasión:

Nosotros no prometemos hacer un hilo al respecto, pero sí publicaremos una anotación cuando sepamos cómo ha ido la cosa.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Hidden Figures: The American Dream and the Untold Story of the Black Women Mathematicians Who Helped Win the Space Race

EUR 9,31

Comprar


El marciano

EUR 7,59 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Astronaut Wives Club

EUR 5,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección