Por @Wicho — 3 de Mayo de 2022

Rocket Lab lanzó anoche la misión There And Back Again en la que un cohete Electrón puso en órbita con éxito 34 satélites para varios clientes. Aunque el verdadero interés de la misión estaba en que por primera vez iban a intentar pescar en el aire la primera etapa del cohete con la idea de volver a utilizarla en futuras misiones. Para ello dicha etapa iba a descender en paracaídas de tal forma que un helicóptero la pescara en el aire, lo que consiguieron sin mayor problema a una altura de unos 2.000 metros.

Pero a la tripulación del helicóptero no les convenció la forma en la que la primera etapa volaba una vez capturada, así que la soltaron para que siguiera descendiendo con el paracaídas. Y tras un amerizaje suave fue pescada por el Seaworker, el barco de la empresa para recuperaciones en el mar, que la llevará a tierra para que sea revisada.

La primera etapa ya izada al Seaworker – Rocket Lab
La primera etapa ya izada al Seaworker – Rocket Lab

En el pasado Rocket Lab ya recuperó otras cinco primeras etapas del mar pero sin intentar pescarlas antes en el aire. Y los componentes de algunas fueron reutilizados en vuelos siguientes. Lo de que no toque el mar es para facilitar su procesado tras el vuelo y que se pueda volver a utilizar la etapa tal cual tras la pertinente revisión.

La primera etapa estrenaba también un nuevo escudo térmico para la reentrada –por eso es plateada y no negra como las anteriores– que facilitará su reutilización.

Es cierto que la idea era que la primera etapa fuera depositada sobre el barco sin tocar el mar, pero no deja de ser un resultado muy bueno para este primer intento de recuperación en el aire. Habrá que revisar todos los datos para afinar el proceso en futuros lanzamientos. En palabras de Peter J. Beck, fundador y director de la empresa:

Traer un cohete de vuelta del espacio y atraparlo con un helicóptero es una especie de ballet supersónico. Es necesario alinear un enorme número de factores y muchos sistemas tienen que funcionar a la perfección, por lo que estoy increíblemente orgulloso de los brillantes esfuerzos de nuestro equipo de recuperación y de todos nuestros ingenieros que han hecho de esta misión y de nuestra primera captura un éxito. A partir de aquí, evaluaremos los datos y determinaremos qué cambios podríamos hacer en el sistema y los procedimientos para la próxima captura del helicóptero y la eventual vuelta al vuelo [de la primera etapa].

Rocket Lab está así más cerca de convertirse en la segunda empresa del mundo que reutiliza las primeras etapas de sus cohetes después de SpaceX. Aunque dado que para la captura en el aire de la primera etapa es necesario que quien esté a los mandos del helicóptero la tenga a la vista no todos los lanzamientos terminarán en una recuperación. Peter J. Beck, el director de la empresa, estima que más o menos la mitad podrán hacerlo.

De nuevo según Beck la primera etapa del Electrón representa entre el 70 y el 80% del coste del cohete, así que aunque hay que ver lo que cuesta revisarla para los siguientes vuelos el ahorro es importante a cambio de perder aproximadamente el 10% de la capacidad de carga al utilizar el cohete en configuración reutilizable.

La empresa está en Twitter como @RocketLab. Peter Beck es @Peter_J_Beck.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro