Por @Wicho — 19 de Septiembre de 2018

La Soyuz MS-09 en la EEI

El agujero extra encontrado en el módulo orbital de la Soyuz MS-09 que provocó una fuga de aire el pasado 30 de agosto aún sigue dando de que hablar.

Todo apunta a que el agujero fue hecho en tierra accidentalmente –en el mejor de los casos– por alguna de las personas que trabaja en RKK Energiya. Esta persona habría tapado su chapuza sellando el agujero desde el exterior de la nave sin decírselo a nadie. La «reparacion» en cuestión habría pasado las inspecciones visuales porque el agujero de salida queda debajo de una de las placas del escudo antimeteoritos de la nave, escudo que además va tapado con una manta térmica. También pasó la prueba de presurización en tierra porque aguantó en su sitio el tiempo suficiente.

El agujero en cuestión

Pero la inspección con un boroscopio hecha en órbita por los tripulantes de la Estación Espacial Internacional, a la que está atracada la MS-09, parece indicar que hay marcas del taladro en el interior de escudo antimeteoritos, lo que reforzaría la idea de que el agujero fue hecho desde dentro de la nave.

Así que Roscosmos se está planteando inspeccionar el exterior de la Soyuz MS-09 durante un paseo espacial en el que Oleg Artemyev y Sergey Prokopyev tendrían que apartar las mantas térmicas y cortar un segmento del escudo antimeteoritos, que está separado como un centímetro y medio de la pared exterior de la nave, para poder examinarlo después.

De todos modos por ahora es sólo una idea, y habrá que valorar si merece la pena el riesgo de un paseo espacial –que por muy rutinarios que nos parezcan no dejan de tener riesgos– para comprobar la teoría del «oooops!» encubierto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear