Por Nacho Palou — 11 de Julio de 2018

Durante el gran final de la sonda Cassini —destruyéndose en la atmósfera de Saturno en septiembre de 2017— la sonda grabó esta especie de conversación entre el planeta Saturno y su luna Encélado.

Lo que Cassini detectó entonces fueron ondas electromagnéticas en el rango de las frecuencias de audio que se pueden amplificar y reproducir a través de un altavoz. En este caso la grabación corresponde a 16 minutos de esas ondas aceleradas a 28,5 segundos.

El audio del vídeo es el resultado de convertir en sonido las ondas de radio producidas por la interacción de Encélado con el campo magnético de Saturno. Encélado es geológicamente activo y emite penachos de vapor de agua que se ionizan y ocupan el área de influencia del campo magnético Saturno.

Este fenómeno resulta en esta serie de silbidos y gorgojeos cuando se convierte en audio "de la misma manera que una radio convierte las ondas electromagnéticas en música", explican investigadores del JPL/NASA.

Según Ali Sulaiman, científico planetario de la Universidad de Iowa y miembro del equipo del RPWS, "ahora sabemos que Saturno responde a Encélado emitiendo señales en forma de ondas de plasma a través de su campo magnético a través de cientos de miles de kilómetros de distancia" que conectan Saturno directamente con Encélado formando algo parecido a una circuito eléctrico entre los dos cuerpos a través del cual fluye energía entre uno y otro.

La grabación fue capturada por el instrumento RPWS (Radio Plasma Wave Science) el 2 de septiembre de 2017, dos semanas antes de que Cassini se estrellase deliberadamente en la atmósfera de Saturno.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear