Por @Wicho — 28 de Diciembre de 2022

Hace unos minutos un Falcon 9 de SpaceX ponía en órbita 54 satélites de la constelación Starlink de acceso a Internet. La órbita a la que van destinados, de 530 kilómetros de altitud y 43 grados de inclinación respecto al ecuador, es una de las reservadas para la segunda generación de la constelación. Pero los satélites lanzados hoy son aún de la primera generación.

SpaceX por ahora tiene autorización para lanzar hasta 7.500 satélites de la segunda generación de Starlink, aunque ha solicitado permiso para lanzar hasta 29.988. Estarán en tres capas orbitales: la ya citada a 530 kilómetros de altitud y 43 grados de inclinación y otras dos a 525 kilómetros y 53 grados y a 535 kilómetros y 33 grados. Complementan a los de primera generación, que están en órbitas con 53, 53,2, 70 y 97,6 grados de inclinación. En total SpaceX ha puesto en órbita ya cerca de 3.700 satélites Starlink en 67 lanzamientos. De ellos Jonathan McDowell calcula que hay unos 3.000 aún operativos o de camino a su órbita de trabajo.

En teoría los satélites de segunda generación son mucho más grandes y capaces que los de primera. Ofrecerán más ancho de banda y potencia, con la posibilidad de comunicarse directamente con teléfonos móviles. Lo que pasa es que precisamente por ser más grandes y pesados el Falcon 9 no sirve para lanzarlos; por eso Elon Musk insistía hace unos meses en la necesidad de que el Starship entrara en servicio, pues es el cohete que ha de lanzarlos. Habrá que ver también cómo de brillantes son una vez en órbita y cómo afecta eso al cielo nocturno, un problema recurrente con los de primera generación y con satélites de otras constelaciones similares.

Así que es de suponer que el lanzamiento de hoy es más bien para empezar a emitir en las órbitas y bandas asignadas y que no caduquen los permisos. Aunque SpaceX está vendiendo el lanzamiento diciendo que «Con nuestra nueva licencia, ahora podemos desplegar satélites en nuevas órbitas que añadirán aún más capacidad a la red. En última instancia, esto nos permitirá aumentar el número de clientes y ofrecer un servicio más rápido, sobre todo en zonas que actualmente están saturadas.» En total, según cifras de la empresa, hay más de un millón de suscriptores al servicio.

La primera etapa del Falcon 9, la B1062, hacía hoy su lanzamiento número 11. Y después de cumplir con su tarea aterrizó en el espaciopuerto flotante A Shortfall Of Gravitas, así que podrá seguir volando en futuras misiones. Las dos mitades de la cofia protectora, también reutilizadas, serán pescadas en el mar para que vuelvan a volar de nuevo.

Ha sido el lanzamiento número 60 del año para SpaceX, con lo que por una vez, y sin que siente precedente, se cumple una previsión de Elon Musk. Y aún tienen previsto otro más antes de que termine el año, el del satélite de observación terrestre en alta resolución EROS C3 de la empresa israelí ImageSat International. Ha sido el lanzamiento número 193 de un Falcon 9 y el número 202 de un Falcon; ha sido la vez número 132 en la que SpaceX usa una primera etapa que ya había volado con anterioridad.

(Algunos datos vía Spaceflight Now).

Compartir en Flipboard Tuitear


PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro