Por @Wicho — 22 de Octubre de 2019

Impresión artística del Spektr-RG en el espacio
Impresión artística del Spektr-RG en el espacio

Lanzado el pasado 13 de julio de 2019 el observatorio de rayos X ruso-alemán Spektr-RG acaba de alcanzar el punto de Lagrange L2 del sistema Tierra–Sol, que es desde dónde llevará a cabo su misión, que si todo va según lo previsto comenzará el próximo 3 de noviembre.

Esta consiste en estudiar el universo en el rango de los rayos X, para lo que en los primeros cuatro años realizará ocho exploraciones completas del cielo en busca de fuentes que emitan en esa longitud de onda. Los tres años siguientes se dedicarán a estudiar objetos de interés detectados en esas ocho exploraciones completas del cielo.

Para ello cuenta con dos telescopios, ART-XC y eROSITA, una configuración a la que se ha llegado después de varios años de desarrollo –el proyecto data de la década de los 80 del siglo XX– y cancelaciones y resurrecciones del proyecto. Ambos están formados por siete telescopios Wolter acoplados a otros tantos detectores.

ART-XC, de Astronomical Roentgen Telescope X-ray Concentrator , es sensible a las longitudes de onda de 6 a 30 kiloelectronvoltios (keV). eROSITA, de extended ROentgen Survey with an Imaging Telescope Array, que es el principal instrumento de la misión, lo es de los 0,3 a los 10 keV. eROSITA está en Twitter como @eROSITA_SRG. Hace poco se hacía pública su primera imagen.

Impresión artística del Spektr-RG en el espacio
Los siete telescopios Wolter de eROSITA - CC BY-SA 4.0 Johannes Buchner

Impresión artística del Spektr-RG en el espacio
Los siete detectores de los telescopios individuales de eROSITA - CC BY-SA 4.0 Johannes Buchner

Los rayos X son de especial interés para los astrónomos porque son producidos por los procesos más energéticos de universo, que tienen lugar en las cercanías de los agujeros negros, estrellas de neutrones, supernovas y aquellas galaxias en las que hay plasma a temperaturas muy elevadas.

Sin embargo, a pesar de toda la energía liberada en su creación, los rayos X –y también los gamma– son absorbidos por el oxígeno y el nitrógeno de las capas altas de la atmósfera, lo cual nos viene muy bien a los seres vivos pero sin embargo es una puñeta para los astrónomos. Por eso el Spektr-RG está en el espacio. Y en concreto en el punto de Lagrange L2 porque ahí la gravedad de la Tierra y el Sol se compensan y puede mantener su posición con muy poco gasto de combustible.

Se une a otros telescopios espaciales de rayos X como Chandra, HXMT, NICER, NuSTAR o XMM-Newton, aunque todos estos están en órbita alrededor de la Tierra.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Wernher von Braun: entre el águila y la esvástica

EUR 21,75 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Astronaut Wives Club

EUR 5,49

Comprar


Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros

EUR 11,87

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección