Por @Wicho — 19 de Septiembre de 2018

La Shenzhou 11 (arriba) y el Tiangong 2 vistos por el Banxing–2
La Shenzhou 11 (arriba) y el Tiangong 2 vistos por el Banxing–2 - Academia China de las Ciencias

A finales de junio especulábamos con la posibilidad de que China estuviera preparando el final del laboratorio espacial Tiangong-2 después de que hubiera bajado su órbita hasta los 297 kilómetros. Pero lo cierto es que acaba de cumplir dos años en el espacio y que su órbita vuelve a ser de 385×394 kilómetros.

Desde su lanzamiento ha sido utilizado para la misión tripulada china más larga hasta la fecha y para probar la cápsula de carga Tianzhou-1. Ambos objetivos fueron completadas con éxito, y ahora sigue enviando observaciones de la Tierra realizadas mediante un espectrómetro de banda ancha y de la atmósfera realizadas mediante otro instrumento similar.

México desde el Tiangong 2
México desde el Tiangong 2 - Academia China de las Ciencias

Así que de hecho ahora tiene más pinta de que la administración espacial china vaya a mantenerlo en órbita el tiempo que sea posible para comprobar la robustez de los sistemas de a bordo, que son similares a los de la futura estación espacial modular que quieren empezar a ensamblar en órbita en 2020.

Lo que es importante para China es no perder el control del Tiangong 2 como sucedió con el Tiangong 1, que acabó reentrando de forma incontrolada en la atmósfera, aunque afortunadamente sin causar ningún daño.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear