Por @Wicho — 16 de Febrero de 2022

Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita - OneWeb
Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita; tras el Brexit el Reino Unido está construyendo su propia constelación de acceso a Internet con OneWeb - OneWeb

Cuentan en SpaceNews que la Unión Europea está dispuesta a construir a toda costa su propia constelación de acceso a Internet vía satélite. Una Starlink europea, para entendernos.

Lo de a toda costa es porque ya van dos ocasiones en las que el Consejo de Control Reglamentario de la Unión, que debe supervisar todas las propuestas legislativas que se hacen, ha dicho que no lo ve claro. Así que ahora según la normativa europea para seguir adelante después de los dos rechazos la propuesta tiene que ser aprobada expresamente por Maroš Šefčovič, el actual Comisario europeo de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva. Y todo parece indicar que lo hará; de lo contrario se quedaría parada.

El Consejo basó su informe negativo en varios factores: la falta de «coherencia analítica» sobre los motivos por los que la constelación propuesta es la mejor solución a los problemas que pretende resolver sobre el acceso a la banda ancha y las comunicaciones seguras; el uso de una «solución técnica predeterminada» que no está especificada; y la falta de un calendario. El Consejo también mostró su preocupación por la validez de los datos que la comisión utilizó para respaldar la constelación propuesta, así como por las repercusiones climáticas de su despliegue.

En cualquier caso la idea es disponer de una red que de acceso a Internet de alta velocidad en toda Europa y África (ya puestos, queda «de paso» en las órbitas necesarias) que pueda ser utilizada tanto por el público general como por gobiernos y demás instituciones. Será una red segura que use cifrado cuántico y no sé cuantas cosas más. Es como Galileo, el sistema europeo de posicionamiento global, pero en versión acceso a Internet. Para no depender de empresas y gobiernos extranjeros y tal.

Requerirá de una inversión estimada de 6.000 millones de euros (ya serán más) de los que 2.400 vendrán de la propia UE, 1.600 de los gobiernos de la Unión, y el resto del sector privado. Pero aún no está claro cuántos satélites la formarán – se habla de unos 100 en órbitas de alta inclinación de 400 a 500 kilómetros– además de algunos que ya están en órbitas medias y geoestacionaria.

Se supone que serán satélites pequeños que se aprovecharán del impulso del «nuevo espacio» tanto en su diseño como en las capacidades de lanzamiento que se usen.

Thierry Breton, el Comisario Europeo para el Mercado Interno, que fue el encargado de presentar la iniciativa, habló de que aunque es complicado la red podría estar dando sus primeros servicios en 2024. El mismo año en el que la administración Trump quería colocar una misión tripulada sobre la superficie de la Luna. Tampoco me creo nada.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro