Por Nacho Palou — 4 de Marzo de 2008
¿Puede el vigilante de una joyería conminarnos a que dejemos de fotografiar el escaparate? ¿Hay alguna norma que prohíba hacer fotos en una estación de trenes? Aprovechando nuestra ignorancia, vigilantes de seguridad y autoridades civiles coartan en no pocas ocasiones el derecho a tomar fotografías.

Prohibido Hacer FotosPartiendo de estas dudas, habituales para muchos cuando van con una cámara por la calle, el artículo Permiso concedido de “Qué Sabes de” indaga un poco con qué se pued encontrar el fotógrafo aficionado o profesional a la hora de aretar el disparador en lugares públicos.

La conclusión es que legalmente se trata de una zona un poco gris que muchos aprovechan para imponer su ley de “prohibido hacer fotos”. No sólo nadie sin autoridad puede prohibir nada en la vía pública, sino que desde el Ayuntamiento de Madrid “confirman que en la vía publica cualquiera puede hacer fotos, que es nuestro derecho y que nadie puede negárnoslo.”

Eso sí, hay que respetar a los demás y no tomar fotografías de personas sin su permiso expreso así como los lugares en los que sea necesario disponer de permiso (como aeropuertos) delicados (como zonas militares o comisarías) recintos cerrados o privados donde esté expresamente prohibido (como museos o centros comerciales) o limitado (por ejemplo iglesias o acuarios que suelen permitir hacer fotos pero sin flash).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Curso Técnico Superior en desarrollo de aplicaciones multiplataforma