Por @Alvy — 13 de Abril de 2016

El vídeo [a partir de 04:20, donde he marcado el play] muestra la diferencia entre grabar con una cámara GoPro normal y corriente y otra ajustada con un estabilizador de imagen, en concreto el Feiyu Tech G3 Ultra que está bien de precio (~180€) para lo que suelen ser estos cacharros. El modelo G4S es más reciente y también algo más caro, pero incluso más estable; también hay modelos de cardanes más avanzados para otro tipo de cámaras y hasta teléfonos móviles.

Estos estabilizadores están pensados para esas personas a las que el Creador les dio sentido artístico pero no un pulso estable; las grabaciones muestran sobre todo la diferencia entre el tembleque que se aprecia en muchos vídeos –incluso los bien planificados– y el uso de trípodes, estabilizadores y steadicams.

También muestran cuán diferente es el resultado entre obtener la estabilización de imagen «por hardware» durante la grabación o recurriendo a trucos de mago «mediante software» para arreglar lo que ya viene mal en origen.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Kick-Ass

EUR 18,95 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Felt Time: The Psychology of How We Perceive Time

EUR 8,99

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección