Por Nacho Palou — 5 de Junio de 2017

Un repaso rápido a algunos trucos habituales con los que se manipulan los alimentos (aquellos que son alimentos de verdad) para que queden mejor ante la cámara en publicidad. Mejor de aspecto, claro — porque un trozo de carne pintada con betún para calzado muy bueno tampoco tiene que estar, precisamente.

Recopilados en el vídeo,

  • Usar bolas de algodón mojadas y calentadas al microondas para hacer “humo”.
  • Usar puré de patatas para rellenar alimentos como carne (un pollo, un pavo), y de ese modo añadir consistencia a los alimentos. También se usa puré de patatas como sustituto para el helado, usando colorante para rematar la faena. Y así durar horas sin derretirse.
  • Sustituir la leche por cola para para trabajar con un líquido que es más consistente y evitar que los cereales y otros alimentos mojados por la no-leche se pongan blandos.
  • Pintar las marcas de parrilla en la carne con betún para calzado.
  • Usar espuma de afeitar en lugar de crema batida.
  • Rociar desodorante sobre las piezas de fruta para que brillen.
  • Fundir ceras de colores para dar un mejor aspecto y consistencia a la salsas. ¿Ketchup? Náh, una Crayola escarlata.
  • Colocar cartón para separar los bizcochos, las capas de un pastel o los ingredientes de una hamburguesa.
  • Pulverizar espray protector para tejidos sobre las tortitas y verter sobre ellas aceite de motor en lugar de caramelo.

Vía Petapixel.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

Microsiervos Selección


The Astronaut Wives Club

EUR 5,49

Comprar


The Accidental Time Machine

EUR 4,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección


PUBLICIDAD