Por @Alvy — 25 de Abril de 2011

Steven Sasson inventó para Kodak la primera cámara fotográfica digital, que grababa las imágenes una cinta de cassette, con un límite de 30 fotos por cinta. Cada imagen requería 26 segundos para grabarse completamente.

Curiosamente, 30 fue un número elegido arbitrariamente: era un valor a medio camino entre 24 y 36, que eran la cantidad de fotos que cabían en los carretes convencionales de entonces. Un número menor habría hecho que pareciera un invento ridículo y un número como 100 o 1.000 -que hubiera sido perfectamente posible- hubiera supuesto una magnitud difícil de entender para la época.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Curso Técnico Superior en desarrollo de aplicaciones multiplataforma