Por @Alvy — 8 de Mayo de 2019

El Stircle es un agitador de bebidas «mejor», que hace bueno aquello de que «si la montaña no viene a Mahoma puede ser Mahoma el que vaya a la montaña». En este caso en vez de dar vueltas al café con un palito lo que da vueltas es el propio café y no hace falta palito. Ni cucharilla metálica que luego haya que lavar. Así que se salvan los bosques, etcétera.

Este invento-hackeo que quizá pueda parecer un poco descerebrado o jocoso es obra de Amron Experimental. Ya tiene algún tiempo, aunque lo vi pasar hoy por Twitter en @Mashable junto algunos improperios del tipo «USA. UNA. MALDITA. CUCHARILLA. METÁLICA. Y. LÍMPIALA.»

Lo divertido es que los cálculos al respecto no están del todo claros ni son obvios. Según los cálculos de Scott Amron el Stircle puede agitar unas 50.000 tazas de café por 10 centavos, lo cual serían unos 0,000002 dólares por agitado (un 99% menos que comprando palitos de madera). No usar palitos de madera implica contaminar menos en lo que supone su producción, transporte, envasado, etcétera.

Si se usaran cucharillas metálicas como las de toda luego habría que lavarlas: además del coste su huella ecológica incluiría el metal de la fabricación y luego detergentes, agua o cualquier otro método para la limpiarlas, también contaminante. De la alternativa de los palitos de plástico directamente ni hablamos.

Eso sí: en ningún lado se dice que el Stircle necesita electricidad, así que contaminará más o menos dependiendo del origen de esa electricidad. Y la máquina en sí también está fabricada con metales, plásticos y otros materiales. En la «tienda experimental» lo venden por (ejem) ~300 dólares, lo cual es un pastizal en sí mismo. Señal quizá de que como alternativa a los palitos es algo más artístico, experimental y jocoso que otra cosa.

Hay más inventos divertidos, graciosos y útiles en Amron Experimental.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear