Por @Alvy — 14 de Noviembre de 2018

Stewart Lee (CC) Chris Beckett @ Flickr

Un grupo de los siempre jococos hackers del MIT ha creado una instalación que llaman The Laughing Room. Está en la Biblioteca Pública de Cambridge (Massachusetts) y consiste en unos micrófonos que escuchan todo lo que se dice en su interior. La gente entra y habla en voz alta…

La Habitación de la risa recuerda a un decorado de sitcom e invita a la gente a decir cosas divertidas. Hay micrófonos y altavoces ocultos en diversos lugares del decorado, conectados a un algoritmo de aprendizaje automático. Detrás hay una inteligencia artificial entrenada con un conjunto de grabaciones de monologuistas, del estilo del «club de la comedia». Así que si el algoritmo considera que se dice algo divertido en la habitación, hace sonar unas risas enlatadas.

Habría que ver lo que entiende la máquina por algo

Gracioso / Comillas

“Gracioso”

pero seguro que se pasa un rato divertido.

(Vía @EgilGlez.)

{Foto: Stewart Lee (CC) Chris Beckett @ Flickr}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear