Por @Wicho — 14 de Noviembre de 2018

El Gobierno de España acaba de presentar el Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias [PDF], desarrollado por los ministerios de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el de Ciencia, Innovación y Universidades.

El plan prevé varias acciones para evitar los riesgos que suponen estas prácticas al ser utilizadas de forma alternativa o complementaria a los tratamientos basados en el conocimiento, la evidencia y el rigor científico. También incluye medidas para evitar que las pseudociencias se impartan en las universidades españolas.

Para ello cuenta con cuatro líneas principales de actuación:

  1. Generar, difundir y facilitar información, basada en el conocimiento y en la evidencia científica más actualizada y robusta, de las pseudoterapias.
  2. Evitar la publicidad engañosa de las pseudoterapias. Esto incluye regular «los actos o encuentros que conlleven la publicación o promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria». Y «corresponsabilizar a los titulares, personas físicas y/o jurídicas, de los medios de comunicación y titulares de locales en la publicación o promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria y sin eficacia ni seguridad demostrada». Se va a acabar aquello de que «yo sólo pongo el local».
  3. Garantizar que todas las actividades sanitarias se realizan por profesionales que dispongan de la titulación oficialmente reconocida, evitando el intrusismo, y eliminar de los centros sanitarios las pseudoterapias.
  4. Coordinarse con con el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidad para reforzar los principios del conocimiento y de la evidencia científica en la formación a los profesionales sanitarios. Esto incluye no otorgar el reconocimiento de interés sanitario a actos de carácter científico que promuevan la utilización de pseudoterapias y la verificación de la evidencia científica de títulos de grado y máster

El plan no es un documento cerrado y ahora empieza un proceso en el que se incorporarán las aportaciones de las comunidades autónomas y de otros sectores implicados como los colegios profesionales sanitarios, sociedades científicas o el movimiento asociativo.

Lo que recoge ya son propuestas que han ido haciendo la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, el Círculo Escéptico, Farmaciencia, la Red de Prevención Sectaria y del Abuso de Debilidad y la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, que llevan años luchando contra las pseudociencias.

Y es que en efecto ya iba siendo milenio de meterle mano a esto.

The Science Guy approves

Pero a ver si no se queda sólo en una bonita declaración de intenciones.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear