Por @Alvy — 22 de Agosto de 2016

Algunos de los frenos de disco de bicicleta son tan eficientes que soportan frenadas a velocidades extremas. Eso sí:generan tal recalentamiento en los materiales que acaban poniéndose al rojo vivo y soltando llamas. En el vídeo, a partir de 02:30.

Eso sí: conducir una bicicleta a esa velocidad es algo «extremo»: según se puede ver en el vídeo se producen humo y llamas cuando el freno actúa un rato a 800 revoluciones por minuto. Para la circunferencia de una rueda de 26" eso equivaldría a recorrer unos 1.736 metros por minuto, es decir: 104 kilómetros por hora.

Hay récords de ese tipo y más en descenso en nieve e incluso entre algunos ciclistas extremos que se lanzan sobre tierra desde lo alto de volcanes alcanzando los 172 km/h. Pero en un descenso convencional es tan extraño como peligroso que se vean velocidades superiores a los 100 km/h – aunque se han dado casos como el de Lars Boom en un Tour de Francia al que se midió bajando a 109 kilómetros por hora. La velocidad promedio de una carrera de este tipo es de unos 40-42 km/h.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Wernher von Braun: entre el águila y la esvástica

EUR 21,75 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Code Name Ginger

EUR 26,50

Comprar


Hidden Figures: The American Dream and the Untold Story of the Black Women Mathematicians Who Helped Win the Space Race

EUR 9,31

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección