Por Nacho Palou — 6 de Agosto de 2018

Este proyecto de controlador PID construido con cuatro micrófonos y un miniordenador Arduino tiene como único propósito en la vida hacer botar una pelota de pimpón tanto como sea posible.

Para lograrlo la máquina introduce pequeñas variaciones en el movimiento de la superficie de bote, que es una tabla. Para el cálculo de cada uno de los movimientos de la tabla se utiliza la información captada por cuatro micrófonos que sirven para determinan dónde golpea la bola en cada bote.

Tobias Kuhn explica su proyecto en este post de Electron Dust, Keeping a Ball Bouncing With 4 Mics.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear