Por @Alvy — 13 de Agosto de 2011

Conecta las cajas (o no)

En el problema planteado ayer había que conectar las cajas con las mismas letras con líneas que no se cruzaran. La pregunta principal era:

¿Es posible resolver el problema?

Demuéstralo

En general tendemos a buscar con ahínco la solución de un problema mientras pensamos que existe una solución. Si no estamos seguros, podríamos pensar que es absurdo dedicarle tiempo a algo que es imposible de resolver, en cuyo caso suele ser más fácil plantearse si hay forma de demostrar que existe una solución o de lo contrario.

En el caso del problema de las cajas, si como pista nos dicen que no existe una solución lo complicado suele ser la demostración, que puede ser más o menos rebuscada o rigurosa.

En cambio si damos por hecho que tiene solución, resolver el problema es casi trivial. Si ayer no pudiste resolverlo, y teniendo en cuenta que no hay truquis raros en el planteamiento (como usar 3-D, atravesar las cajas, superponer líneas, etcétera) y que se pueden usar líneas rectas o curvas tan enrevesadas como se desee, inténtalo de nuevo: Sí, se puede resolver. Comienza por unir A-A.

Aquí abajo está la pista definitiva, uniendo C-C, que es el segundo paso, y que está a solo un paso de la solución.

.

.

.

.

.

Conecta-Cajas

Tan solo falta un tramo en forma de «2» que una B-B y problema resuelto.

¿Era fácil, no? Pues en realidad sí y no: es fácil si se sabe que existe una solución, pero mucha gente puede dar el problema por imposible simplemente por no poder anticipar si se puede resolver o no, que era la cuestión original. En resumen, la respuesta es y la demostración consiste simplemente en mostrar el dibujo; en cambio conseguir una demostración de lo contrario («No es posible») es... imposible, y puede atorar la cabeza a más de uno.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD