Por @Alvy — 11 de Enero de 2010

Otra curiosidad del lenguaje: conviniendo que los adjetivos se dividan en autológicos (que son los que se describen a sí mismos, como por ejemplo «breve») y heterológicos (que no se describen a sí mismos, como «monosilábico») cuando se considera la cuestión de si «heterológico» es un adjetivo autológico o heterológico sucede algo realmente paradójico.

Esto se llama la Paradoja de Grelling-Nelson. Nos la explicó Carlos en un correo electrónico (¡gracias!)

Otra curiosidad linguística que no tiene nada que ver pero que me hizo gracia nos la mandó Pecochico:

Por qué llaman cómoda a la cómoda que hay al lado de la cama, si es más cómoda la cama que hay al lado de la cómoda?

{Publicado originalmente en Microsiervos en diciembre de 2007.}

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Blood, Sweat, and Pixels: The Triumphant, Turbulent Stories Behind How Video Games Are Made

EUR 10,22

Comprar


Wonderland: How Play Made the Modern World

EUR 7,16 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección