Por @Alvy — 15 de Junio de 2024

Estuve viendoescuchando esta charla de la economista Victoria Subirana en una de las conferencias de Mensa España, titulada apropiadamente Usamos el dinero, pero… ¿Entendemos el dinero? Está dirigida a lo que me pareció un público de lo más variado, así que pensé que puede que interese a mucha gente como para hacerle una mención. Trata sobre diferentes conceptos de la economía cotidiana: la inflación, el IPC, las hipotecas… Básicamente aquello que siempre hemos dicho «esto debería enseñarse en el colegio» y –me consta– todavía no se enseña.

{Antes que nada una advertencia: no te dejes desanimar por la atroz calidad de imagen y sonido del vídeo. Aunque parezca grabado sin antorchas en las Minas de Moria con el fonógrafo de Edison, merece la pena esforzarse; activa los subtítulos si acaso. Creo que la charla iba a ser más corta pero se extiende a algo más de una hora, con muchas preguntas y respuestas que es donde está parte de la gracia.}

Estos son algunos de los temas tratados:

  • La relación de la gente con el dinero y la importancia del tiempo y esfuerzo invertido para obtener dinero.
  • Cómo se perpetúa la desigualdad por la falta de conocimientos sobre economía.
  • Ejemplos de la ignorancia económica en la vida cotidiana: negociación de un salario, ahorro, impuestos, uso de tarjetas de crédito, hipotecas, estafas
  • Explicación de la inflación y su impacto en nuestra economía personal y nuestras vidas. ¡Ah, la inflación! Esa gran desconocida.
  • La relación de la inflación con el IPC (Índice de Precios al Consumo). Esas cosas que descubres cuando ves el litro de aceite de oliva a 10 euros en el supermercado.
  • Revalorización de los sueldos y la inflación (y cómo renegociarlos).
  • Retribución flexible y su impacto en el salario bruto. Los famosos tickets para guarderías, restaurantes y seguros médicos.
  • Sistemas de amortización de hipotecas y su funcionamiento. Que no te timen, que el banco no es tu amigo.
  • Curiosidades sobre la clase media y los tramos impositivos. (La clase media está definida como personas que ingresan entre 13.000 y 34.000 euros brutos al años. ¿Estás en ella?)
  • Las herencias: implicaciones y costos, también según regiones.
  • La deuda pública y su importancia.
  • Tipos de interés y su relación con la economía.
  • Bitcoin y criptomonedas, ventajas y desventajas.
  • Fondos de inversión y composición del interés.
  • La banca pública como herramienta democratizadora. (Muy limitada en España, ¿por qué será?)
  • Productos financieros ofrecidos por bancos. No piques.
  • Estrategias para mitigar la pérdida de poder adquisitivo.

Toda la charla es una especie de gran máster económico supervitaminado sobre la educación financiera, la planificación y la gestión de decisiones económicas personales, pero a velocidad de correcaminos. Justo el tipo de píldoras de sabiduría que se llevan hoy en día: directas y al grano.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Wicho — 14 de Junio de 2024

La Starliner vista desde la Cúpula, medio oculta por otros módulos de la Estación
La Starliner vista desde la Cúpula – NASA

Hace un par de días Boeing y la NASA anunciaban que posponían la vuelta a casa de la Starliner del día 14 al 18 para que no ocurriera justo un día después de un paseo espacial. Pero hoy han dicho que la posponen de nuevo, en este caso al menos hasta el día 22. Sigue la historia de retrasos de esta cápsula.

Según la nota el tiempo extra permite al equipo de la misión finalizar la planificación de la marcha y las operaciones asociadas. Pero mientras la Starliner sigue estando autorizada para escenarios de retorno de emergencia de la tripulación si fuera necesario.

Steve Stich, el director del Programa de Tripulación Comercial (CCP) de la NASA dijo que en estos cuatro días "la tripulación llevará a cabo operaciones adicionales con la escotilla para comprender mejor su manejo, repetirá algunas pruebas de su uso como refugio y evaluará el pilotaje utilizando la ventana delantera.» La tripulación también medirá la temperatura del aire en distintos lugares de la cabina para correlacionarlas con las mediciones de temperatura del sistema de soporte vital.

En estos días extra Boeing y la NASA aprovecharán también para hacer un breve encendido de siete de los ocho motores de maniobra traseros de la cápsula antes de que se desacople de la Estación Espacial Internacional (EEI). Serán dos encendidos seguidos que en total apenas llegarán a un segundo. La idea es hacerse una idea de cómo se comportará la Starliner después de seis meses acoplada a la Estación. Aunque la verdad es que no entiendo muy bien cómo ya que la cápsula apenas llevará dos semanas en la EEI cuando hagan esta prueba.

Esos propulsores causaron problemas durante la llegada de la Starliner a la Estación. Durante el primer intento de atraque cinco de ellos resultaron desactivados aún no está muy claro por qué. Aunque luego cuatro pudieron ser reactivados, lo que permitió que la cápsula finalmente se acoplara a la EEI. Pero uno de ellos sigue y seguirá inactivo, al menos durante la prueba que se va a hacer con la cápsula aún en la Estación.

De lo que no hay más información es de las fugas de helio en el sistema de propulsión de la cápsula, que suponemos que siguen siendo cinco. Es decir, cuatro más que cuando despegó.

Entiendo que la NASA tiene que ser cauta con lo que comunica. Pero la verdad es que si comparamos esta misión de la Starliner con la equivalente de la Crew Dragon, que tuvo lugar entre finales de julio y principios agosto de 2020 y fue suave como la seda cada vez está quedando más claro que a la cápsula de Boeing le falta un hervor. O dos.

Y que su entrada en servicio regular a principios de 2025 sería poco menos que un milagro. O una irresponsabilidad.

Por cierto que el paseo espacial de ayer fue cancelado por un problema con uno de los trajes espaciales, así que ha quedado pospuesto al menos hasta el día 24.

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Wicho — 14 de Junio de 2024

Sección frontal de un 787 en la planta de ensamblado
Un 787 en la planta de ensamblado de Carolina del Sur – Boeing

El capítulo enésimo de los problemas de producción de Boeing está protagonizado de nuevo por el 787. En este caso hay más de 900 fijaciones mal apretadas en la sección central del fuselaje de los ejemplares afectados. Al parecer las fijaciones en cuestión habrían sido apretadas desde el lado equivocado, utilizando para ello la cabeza en lugar de la tuerca.

Como es habitual Boeing dice que no es un problema inmediato de seguridad. Pero que está trabajando para entender la causa del problema y ver si es necesario realizar algún retoque en los aviones afectados una vez concluida la investigación. Quizás habrá que ver si ese problema afecta también a a aviones ya en servicio.

Menos mal que Boeing ha prometido portarse bien. Aunque la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos dice que la seguirá vigilando. Como si les pagaran para ello. O algo.

Boeing está también pendiente de la decisión del Departamento de Justicia (DoJ) sobre el acuerdo alcanzado tras los accidentes mortales del 737 MAX de finales de 2018 y principios de 2019. Entre otras cosas el acuerdo exigía que la empresa pusiera en marcha una serie de controles para prevenir infracciones de seguridad. Y el DoJ lo está mirando con lupa porque no lo tiene nada claro.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Wicho — 14 de Junio de 2024

Impresión artística de la Voyager 1 en el espacio
Impresión artística de la Voyager 1 en el espacio – NASA/JPL

El pasado mes de noviembre un fallo en un chip de memoria dejó a la Voyager 1 incapaz de enviar datos ni telemetría a la Tierra. Pero desde hace unos días por fin sus cuatro instrumentos vuelven a enviar datos, aunque lo más correcto sería decir los cuatro instrumentos que aún le quedan en activo, pues unos han ido fallando y otros simplemente fueron desactivados porque por dónde va ahora la sonda no tienen uso. Esto es gracias a varias actualizaciones de software realizadas a ni más ni menos que 24.000 millones de kilómetros. Y pico.

El primer problema con el que se enfrentó el equipo de la misión es con que durante muchos meses no sabían qué pasaba con la veterana sonda más allá de que lo que llegaba de ella era basura. Pero a principios de abril sus esfuerzos dieron resultado y por fin pudieron comprobar que el problema estaba en que había fallado uno de los chips de memoria del FDS, el ordenador que prepara la telemetría y los datos de los instrumentos científicos para su envío a la Tierra.

Foto en blanco y negro del FDS
El FDS de las Voyager – NASA/JPL

Una primera actualización de software a finales de ese mes permitió a la sonda volver a enviar telemetría. Otra ejecutada a mediados de mayo permitió empezar a recibir datos del Subsistema de Plasma y del magnetómetro. Y la más reciente, ejecutada esta semana, hizo lo propio con el medidor de partículas de baja energía y con el de rayos cósmicos.

Esto es una grandísima noticia no sólo porque significa que una sonda con más de 50 años de servicio sigue en servicio sino porque estamos recibiendo datos del espacio interestelar, un lugar que sólo hemos alcanzado con la Voyager 1 y su gemela la Voyager 2.

Ed Stone, el científico jefe del proyecto durante 50 años, recién fallecido, no llegó a ver la Voyager 1 de nuevo en funcionamiento. Pero es un gran tributo a su carrera que una de sus «hijas» vuelva a estar dándolo todo.

Las Voyager están en Twitter como @NASAVoyager, aunque la cuenta @NSFVoyager2 también habla bastante por ellas.

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD