Por @Wicho — 24 de Julio de 2024

[Anotación en actualización]

Uno de los dos CRJ-200 de Saurya Airlines ha sufrido un accidente nada más despegar del Aeropuerto Internacional de Katmandú en Nepal rumbo a Pokhara. A bordo iban 19 personas. Sólo el piloto ha sobrevivido. Algunas fuentes indican que se trataba de un vuelo de prueba en el que sólo iba a bordo personal de la aerolínea.

En los vídeos –ojo, algunos son bastante inquietantes– se ve como el avión se inclina bruscamente a la derecha nada más despegar para terminar estrellándose. El avión, matriculado 9N-AME, fue fabricado en abril de 2003 y había pasado por varias aerolíneas antes de que Saruya Airlines lo alquilara en marzo de 2017.

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Wicho — 22 de Julio de 2024

Foto de producto de la nueva consola

No soy mucho de escribir sobre cacharros que no he probado. Pero dado que su versión original me pareció bastante impresionante he pensado que estaría bien mencionar que ASUS acaba de presentar la ROG Ally X, la versión actualizada de su consola portátil para videojuegos.

Las mejoras principales sobre la ROG Ally son:

  • Un SSD de 1 TB en lugar de los 512 GB de la original, aunque era fácilmente ampliable. Pero además la X incorpora una ranura M.2 2280 en lugar de una 2242 con lo que es más fácil encontrar unidades de más capacidad.
  • Una batería de 80 Wh en lugar de una de 40 Wh, con lo que su autonomía será mayor. Sin probarla no me atrevería a decir que esto le da el doble de autonomía aunque parece razonable suponer que sea así ya que tanto el procesador como la tarjeta gráfica son las mismas.
  • Un sistema de ventilación mejorado que asegura que la consola funcione a menor temperatura, lo que no sólo es mejor para sus componentes sino también para tus piernas y manos.

También hay algunos cambios estéticos y ergonómicos.

La ROG Ally X está disponible desde hoy por 899 euros. Claro que también puede ser el momento para pillar una Ally a precio reducido mientras queden.

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Wicho — 22 de Julio de 2024

Portada del libroThe Battle of the Beams: The secret science of radar that turned the tide of the Second World War. Por Tom Whipple.Transworld Digital (11 de mayo de 2023). 302 páginas.

Incluso a las personas que no sufren de aerotrastorno les suena el enfrentamiento entre la Luftwaffe y la RAF durante la Segunda Guerra Mundial. Especialmente durante la Batalla de Inglaterra. Y quizás también durante la campaña de bombardeo contra Alemania y la Europa ocupada cuando los aliados pasaron a la ofensiva, aunque en este caso ha tendido a llevarse la fama la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos con sus bombardeos diurnos y la actuación de los P-47 y P-51.

Sin embargo a la vez que se libraba la batalla que enfrentaba a aviones y personas con sangre, sudor, lágrimas, balas y bombas se libraba otra no menos enconada batalla, aunque fundamentalmente silenciosa, por el dominio del espectro radioeléctrico para utilizar sistemas de navegación que llevaran a los bombarderos a su destino y radares que pudieran detectarlos antes de que llegaran.

Este libro relata esa historia desde el punto de vista británico, aunque también incluye declaraciones por parte de algunos responsables alemanes. Y se centra mucho, con bastante justicia, en la figura de Reginald Victor Jones, la persona que durante mucho tiempo estuvo al frente del departamento unipersonal que tenía encomendada esta batalla.

No era, por supuesto, una tarea nada fácil. Porque no sólo tenía que hacer su trabajo a partir de restos de aparatos y de interrogatorios a sus tripulantes capturados tras su derribo y de escuchas de radio o información fragmentaria que recibía a través de los servicios de inteligencia sino que también tenía que luchar contra la incredulidad del alto mando británico, que creía que Alemania no disponía de radar. O que se empeñaba en que las tripulaciones de la RAF eran capaces de navegar usando las estrellas… Cuando en realidad en numerosas ocasiones ya no es que no acertaran a bombardear el objetivo establecido sino que tan siquiera bombardeaban la ciudad correcta.

Además, por parte de ambos bandos, era la primera vez que se libraba una batalla así, con lo que también tuvieron que ir aprendiendo sobre la marcha cómo utilizar los sistemas de navegación y el radar sin dar demasiadas pistas al enemigo acerca de cómo funcionaban para que tardaran más en desarrollar las inevitables contramedidas.

No sé si realmente el radar llegó a darle la vuelta al conflicto como dice el subtítulo –en realidad diría que fue la confluencia de muchos factores lo que lo hizo– pero me ha parecido un libro realmente interesante sobre un aspecto de la guerra en el aire sobre el que apenas había leído nada.

Y todo un descubrimiento R. V. Jones, todo un personaje. Conocía el nombre pero ni la mitad de la cuarta parte de lo que hizo.

Di con el libro en un pequeño hilo que hizo el autor acerca de un golpe inesperado de suerte que tuvieron los servicios de inteligencia británicos en el invierno de 1939 que puso a Jones sobre la pista de muchas cosas.

_____
El enlace a Amazon lleva nuestro código de asociado, así que si compras el libro o alguna otra cosa tras haberlo seguido es posible que cobremos algo en forma de comisión.

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD