Por @Alvy — 16 de Julio de 2018

Este mundo de criaturas matemáticas se llama Lenia (del latín lenis, «suave»). Según Bert Chan, su creador,

Lenia es un autómata celular de estados continuos en un espaciotiempo continuo. Como en otros autómatas celulares surge en él toda una inesperada (bio)diversidad de formas de vida persistentes, cada una de las cuales tiene una anatomía característica y una fisiología particular, además de un amplio rango de comportamientos. Hasta el momento se han identificado 300 especies, muchas a partir de algoritmos evolutivos similares a los de los humanos.
Con nombres como Gyrorbium, Catenohelicium monospirae o Dodecadentium rotans, que son algunas de las especies que aparecen en el vídeo, el asunto más parece una una clase de biología que de matemáticas… y en cierto modo es así en parte. Es una especie de juego de la vida mucho más colorido y detallado. (La música de acompañamiento también ayuda a quedarse cautivado, que conste.)

Lo mejor es que el código de Lenia está en Github (en versión Python, Matlab, JavaScript, Jupyter y R) para quien quiera experimentar con estos curiosos bichejos surgidos de las dos dimensiones del plano matemático.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear