Por @Wicho — 16 de Julio de 2018

¡Lume!

Ariane ha llevado a cabo la primera prueba de un P120C, el motor de combustible sólido que será la primera etapa de los cohetes Vega C a partir de 2019 y que también servirá como propulsor de apoyo en los Ariane 6, que usaran dos o cuatro P120C según las necesidades del lanzamiento.

Con unas medidas de 13,5 metros de largo y 3,4 de diámetro el P120C leva 142 toneladas de propelente que le permiten 135 segundos de encendido. Es el cohete de combustible sólido de una pieza más grande del mundo, a diferencia de los del Ariane 5, que se construyen en segmentos, igual que en su momento los propulsores de combustible sólido de los transbordadores espaciales de la NASA.

La prueba de hoy ha tenido justamente 135 segundos de duración y en principio todo ha funcionado a la perfección, aunque aún quedan por delante meses de análisis de los datos y al menos dos pruebas estáticas más antes de que sea autorizado el lanzamiento del primer Vega C.

El Vega C es una evolución del Vega, el cohete más pequeño del que dispone la Agencia Espacial Europea. El Ariane 6, por su parte, se sitúa en el extremo contrario, y será el más potente de la ESA.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear