Por @Alvy — 29 de Octubre de 2015

Construida con «líquidos lentos» como el sirope, tortugas que caminan a paso de ídem, helados que deben descongelarse, relojes, hierba que ha de crecer con calma y un largo etcétera llega esta máquina de Rube Goldberg –como tal, perfectamente inútil aunque relajante– necesitó 6 semanas, 3 días, 7 horas y 2 minutos para completar el recorrido.

Aunque la velocidad lenta tiene su gracia al menos comprimieron la acción a cámara ultrarrápida en algunos tramos – porque si no ver el proceso al completo hubiera sido un poco… «pesadito» por decir algo. Por no hablar del dineral en almacenamiento y la transferencia de datos que hubiera gastado YouTube.

Aquí la explicación de su autor, Bob Partington sobre cómo fue el proceso de invención de este curioso mecanismo.

Más máquinas de Rube Goldberg (siguiendo los enlaces):

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Fantastic Cities: A Coloring Book of Amazing Places Real and Imagined

EUR 13,08 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Matematicas y ajedrez

EUR 11,50 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección