Por Nacho Palou — 30 de Enero de 2004
21 gramos es el peso que perdemos al morir. El peso del alma humana.
Esta curiosa creencia [que da título a la película que se estrena estos días] tiene su origen en parte en los estudios llevados a cabo por el doctor MacDougall a principios del siglo XX, según se cuenta en el artículo Soul Man del sitio de leyendas urbanas Snopes.com
MacDougall construyó una cama especial muy sensible a las variaciones de peso, y colocó en ella a seis pacientes con diversas enfermedades y en fase terminal y los observó antes, durante y después de la muerte, midiendo sus respectivos cambios de peso.
Sin embargo sus resultados no fueron concluyentes ni probaron tal pérdida de peso al morir, y mucho menos la existencia del alma humana.
Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD