Por @Alvy — 3 de Agosto de 2019

Frankenbook

Frankenbook, editado por PubPub es la versión web, libre y completa, de Frankenstein: Annotated for Scientists, Engineers, and Creators of All Kinds editado por MIT Press, un libro de Guston, Finn, Robert y otros autores basado en la novela de Mary Shelley de 1818. Y tiene pintaza:

(…) La dramática historia de Victor Frankenstein y su criatura puede entenderse como la parábola definitiva de la arrogancia científica. Víctor, "el moderno Prometeo, trató de hacer lo que quizás deberíamos dejar que sólo pueda hacer la naturaleza: crear vida (…) Mary Shelley era muy consciente de los avances científicos contemporáneos y los incorporó a su historia. En nuestra era de la biología sintética, la inteligencia artificial, la robótica y la ingeniería climática, esta edición de Frankenstein es apropiada para los lectores con formación o interés en la ciencia y la ingeniería, y para cualquiera que esté intrigado por las cuestiones fundamentales de la creatividad y la responsabilidad.

Además de ser «lectura clásica casi obligatoria» esta edición –convenientemente anotada– podría ser también útil en la asignatura de ética / valores que cursan muchos jóvenes en edad escolar actualmente. En la web puede verse cómo los tres volúmenes, de unos 7-8 capítulos cada uno, incluyen preguntas para debate, pero que más que trabajar sobre los tecnicismos literarios lo hacen sobre los aspectos éticos de la obra:

¿Por qué Víctor no busca el perdón entre sus seres queridos sino que prefiere recluirse? ¿Por qué la gente que se encuentra con la criatura reacciona con miedo u hostilidad? ¿Cómo explora la criatura la ambivalencia de la adquisición de nuevos conocimientos, que a veces le resultan útiles pero a veces dolorosos? ¿Si tú fueras Víctor, permitiría que la criatura encontrara una pareja y se reprodujera? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Qué otras posibilidades habría?

Cambia criatura de Frankenstein por «inteligencia artificial», «robot» o «dispositivo autónomo» y prácticamente podrías hacerte las mismas preguntas.

(Vía Kottke.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD